NOTICIAS


07/09/2020

En absoluto podemos descartar una vuelta de Repsol a los mínimos anuales


Rebotes aparte, los títulos de Repsol siguen goteando a la baja en las últimas semanas, construyendo impecables máximos y mínimos decrecientes desde los máximos de junio en los 9,50 euros.



Son muchas las compañías de peso del Ibex que están dando claros síntomas de debilidad. Tenemos a Santander y a BBVA luchando por no perforar los mínimos anuales, mientras que por ejemplo Telefónica sí que los ha perforado con claridad y se puede decir que ya no tiene soportes importantes hasta la zona de los 2,5 euros. Y en el caso que nos ocupa, el de Repsol, seguimos teniendo impecables máximos y mínimos decrecientes. Y así no se sube. Es decir, técnicamente hablando y a falta de tener figura de vuelta (que no la tenemos, ni se la espera) no podemos descartar que termine restando la totalidad del último impulso, o lo que es lo mismo de volver a los mínimos de marzo en los 5,58 euros. Como resistencia más inmediata a tener en cuenta tenemos el nivel de los 7,30 euros. El Ibex sigue siendo el índice más débil de toda Europa y esto es algo que ya viene de muy lejos. La fortaleza, como no nos cansaremos de decir, está en Wall Street y dentro del Viejo Continente en el Dax. Comprar Ibex es comprar debilidad y así no se entra al mercado.