NOTICIAS


02/04/2020

Las gasolineras piden servicios mínimos ante la caída de los ingresos


Las estaciones de servicio deben permanecer abiertas al ser consideradas actividades esenciales, pero su facturación se ha desplomado con las medidas de confinamiento



Las asociaciones de gasolineras han pedido al Gobierno que establezca unos servicios mínimos para el sector ante la colosal caída de la demanda provocada por las medidas de confinamiento. Las estaciones de servicio no pueden echar el cierre al ser consideradas un servicio esencial y formar parte de las actividades que deben permanecer abiertas en virtud del decreto publicado el pasado domingo, que endurece aún más las restricciones a la circulación de las personas para frenar la expansión del coronavirus.

En un comunicado conjunto publicado este miércoles, las patronales Ceees y Aevecar han vuelto a exigir al Gobierno que fije unos servicios mínimos para el sector, petición que ya habían avanzado el pasado 30 de marzo. “No hemos tenido ninguna respuesta”, asegura Víctor García Nebreda, secretario general de Aevecar. “Sabemos que somos un servicio de primera necesidad, estamos lógicamente dándolo y no nos planteamos dejar de hacerlo, pero creemos que no hace falta el 100% de las instalaciones abiertas, una situación que pone en riesgo a profesionales y empresas”.

En España hay unas 12.000 gasolineras que emplean a más 50.000 personas. García Nebreda explica que las dos asociaciones se pusieron a disposición del ministerio para elaborar una lista de estaciones de servicio en carretera -"las únicas que ahora tienen algo de movimiento", por los transportistas- para que estableciera los servicios mínimos que considerara oportunos, dando la posibilidad de seguir operando a que quienes quisieran.

Las razones son tanto sanitarias, para evitar el contagio, como económicas, ante el desplome de los ingresos. “Quizás una empresa con 100 o 5.000 trabajadores puede organizarse bien para hacer un ERTE, pero en este sector también hay actividades familiares con tres trabajadores que no pueden hacerlo”.

Las dos asociaciones calculan, según los datos brindados por el mismo Gobierno, que el desplome de la demanda en carretera del conjunto de carburantes es de al menos el 80%, y en las zonas urbanas del 90%. La caída se ha agrandado con las últimas medidas de confinamiento, pero ya con la declaración del estado de alarma había bajado en el entorno del 70%. “Hay estaciones de servicios que hacen 30 euros al día, pero no pueden cerrar”, lamenta García Nebreda. “No tiene sentido sacar 50.000 trabajadores todos los días cuando nos dicen que nos quedemos en casa, es como si a Renfe [que sí tiene fijados servicios mínimos] le dijeran que todos los días sacara todos sus trenes y personal por si acaso alguien se quiere subir. No tiene sentido”.

Segun datos de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), la distribución de gasolina se desplomó un 83% la semana pasada, mientras que la de gasóleo A cayó un 61% respecto a la misma semana del año pasado. Jorge de Benito, presidente de Ceees, se ha pronunciado en el mismo sentido esta mañana en una entrevista en TVE. “Estamos reclamando al Gobierno estos servicios mínimos porque la situación es insostenible económicamente", ha dicho. "Con unos servicios mínimos del 20% estaríamos cubriendo esa demanda que en muchos casos es del 5% de lo que había anteriormente”.

Los taxistas piden medidas urgentes
Los taxistas también están al límite. La Federación Española del Taxi (Fedetaxi) ha enviado a los ministerios de Transportes y de Seguridad Social una lista con una serie de peticiones para hacer frente a la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia. La asociación ha recordado en un comunicado que el estado de alarma, antes, y el endurecimiento del confinamiento, después, han reducido de forma drástica la actividad y la facturación de los profesionales del sector, que ahora mismo se encuentra entre un 10% y un 15% de las cifras normales. Además, ha insistido en el gran riesgo al que se exponen los taxistas en el ejercicio de su actividad.

Por ello, ha pedido que el colectivo sea considerado “de atención especial en materia de protección sanitaria”, solicitando equipos de protección individual y material de protección. Además, ha propuesto una batería de ayudas para hacer frente a la crisis. Entre ellas, que se reconozca “con carácter universal a todos los taxistas [autónomos] la nueva prestación extraordinaria por cese de actividad” y que se aplique una rebaja del 50% al IVA e IRPF del régimen por módulos en el pago, por lo menos, del primer trimestre de 2020.

Fuente: El País