NOTICIAS


03/03/2020

Casi la mitad de los empresarios frenó inversiones en 2019


Seis de cada diez cree que la economía va a empeorar a lo largo del año aunque el 60% espera seguir aumentando sus ventas, según un informe de KPMG y la CEOE



Más allá de la guerra comercial y el coronavirus, la situación política en España durante el año pasado tuvo un impacto muy negativo para el 72% de los empresarios, lo que provocó que el 44% paralizase sus inversiones. Según el informe anual de 'Perspectivas España 2020' realizado por KPMG en colaboración con la CEOE, los directivos opinan que para este año el aumento de los impuestos es la principal amenaza para la economía española.

El estudio denota que los directivos españoles son realistas. Hace tiempo que han interiorizado la desaceleración económica prevista a nivel mundial y en España. Su visión sobre la economía para 2020 es cauta, pero no negativa. Asumen que habrá menor crecimiento, pero intentarán gestionarlo y compensarlo. Según el informe, el 55% de los empresarios califica de regular la situación de la economía española, mientras que un 59% espera que empeore a lo largo del año. Es un porcentaje superior al 48% de la anterior edición.

Desde el punto de vista de la inversión, solo el 42% (49% el año pasado) prevé aumentar sus inversiones; mientras un 18% (15% el año pasado) contempla recortarlas. La mayoría (40%) confía en mantener el volumen inversor sin cambios. Sin embargo, el 44% de los encuestados reconoce que la incertidumbre política frenó en 2019 sus decisiones de inversión, frente al 31% del año pasado.

En el estudio que se realizó a más de 2.000 directivos de todas las comunidades, destaca que aunque la mayoría cree que la economía empeorará en 2020, el 60% espera seguir aumentando sus ventas, un porcentaje diez puntos menor que el año pasado. Respecto a la plantilla, un 36% espera aumentarla este año, tres puntos menos que en la edición anterior.

«La visión de los empresarios sobre la economía es cauta. Las herramientas tecnológicas, la contratación y la formación de los trabajadores aparecen entre las prioridades de inversión de los directivos para los próximos meses», explica Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España.

Por parte de CEOE, su presidente, Antonio Garamendi, afirma que «el informe deja claro que el parón político que vivimos en 2019 ha pasado factura a las decisiones de inversión de muchas empresas por lo que, ahora que tenemos un Gobierno formado, es el momento de ponerse en marcha y tratar de llevar a cabo las reformas que realmente necesita España».