NOTICIAS


02/01/2020

El petróleo se acerca a los 70 dólares tras la muerte de Soleimani


El crudo sube un 3% y las bolsas internacionales acusan la inestabilidad en Oriente Próximo



El petróleo ha alcanzado los 70 dólares el barril en Londres este viernes, después de que un ataque aéreo estadounidense ordenado por el presidente Donald Trump haya acabado con la vida de un general iraní en Irak, lo que intensificó los temores de conflicto en la región productora de crudo más importante del mundo. Los futuros del Brent aumentaron cerca del 3%, lo que supone un incremento que no se registra desde los ataques a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita en septiembre. El ataque aéreo cerca del aeropuerto de Bagdad mató a Qassem Soleimani, el general iraní que dirigió la fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria. "Este es un evento sísmico en la región", señaló Jason Bordoff, un exfuncionario de la administración de Barack Obama que ahora trabaja para la Universidad de Columbia. "Así es como la espiral de ojo por ojo de Estados Unidos e Irán se sale de control. La respuesta de Irán será severa y mortal. Y, ciertamente, puede incluir ataques cada vez mayores en la infraestructura energética”, insistió Bordoff, según publicó a la agencia Bloomberg. Si bien no se han visto afectadas las instalaciones ni la producción de petróleo, atacar a uno de los generales más poderosos de Irán aumenta la tensión entre Washington y Teherán, lo que eleva los temores de una confrontación armada que podría atraer a otros países. El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, prometió "represalias severas" por el asesinato de Soleimani. El crudo Brent para la liquidación de marzo subió 2,41 dólares o un 3,4%, hasta los 69,100 dólares por barril en el ICE Futures Europe de Londres, si bien, llegó a cotizar por encima de ese valor durante la mayor pare de la jornada. Por su parte, el precio del barril de petróleo Texas, de referencia en EEUU, moderó al 2,2% su avance, hasta cotizar en los 62,51 dólares desde los 61,13 del cierre de ayer. Efecto en otros mercados El ataque a Soleimani ha sacudido también otros otros mercados. Los futuros de renta variable de EEUU y el índice Stoxx Europe 600 cayeron, mientras que la mayoría de las acciones en Asia revirtieron o borraron ganancias. La bolsa española ha registrado descensos cercanos al medio punto y la inestabilidad pone en riesgo las ganancias conseguidas a finales del 2019. El oro alcanzó el nivel más alto en cuatro meses, ya que los inversores buscaron activos refugio. Las tensiones han aumentado entre Washington y Teherán después de que una milicia iraquí respaldada por Irán irrumpió en la embajada estadounidense en Bagdad para protestar por los ataques aéreos mortales de Estados Unidos a principios de esta semana. Las preocupaciones en la región han persistido durante el año pasado ya que las instalaciones de energía de Arabia Saudita, así como los petroleros extranjeros alrededor del Golfo Pérsico, han sido blanco de varios ataques. El área tiene cinco de los mayores productores de petróleo de la OPEP. Los principales productores de petróleo de Oriente Próximo, Irán e Irak, bombearon más de 6,7 millones de barriles diarios de petróleo el mes pasado, según datos recopilados por Bloomberg, lo que representa más de una quinta parte de la producción de la OPEP. Las exportaciones de energía de ambos países también dependen del Estrecho de Ormuz, crucial punto de estrangulamiento de envío de petróleo y gas natural que siempre está en el foco cuando las tensiones de la zona se agitan. La cuestión ahora es qué efecto tendrá el atraque en los mercados a medio plazo. "El asesinato de Soleimani es más difícil de predecir que los ataques de septiembre en Arabia Saudita", comenta David Lafferty, jefe de estrategia del banco de inversión Natixis. En el caso de los ataques de septiembre, la dinámica del suministro se recompuso rápidamente. Las instalaciones de producción sufrieron pocos daños y volvieron a funcionar más rápido de lo que se temía originalmente. Sin embargo, en este caso, "las implicaciones de la oferta son mucho menos claras. Es probable que la reacción y las posibles represalias de Irán se calculen cuidadosamente y puedan desarrollarse en un plazo mucho más largo", agrega. Fuente: El Periódico