NOTICIAS


30/09/2019

Sánchez vuelve a la carga con la prohibición de los coches de combustible


El PSOE ha recuperado el término prohibición en relación con la venta de turismos y vehículos comerciales de gasolina, diésel y de gas para 2040.




El PSOE ha recuperado el término prohibición en relación con la venta de turismos y vehículos comerciales de gasolina, diésel y de gas para 2040, según recoge la propuesta realizada a Podemos para negociar un Gobierno progresista.
El documento vuelve a retomar el término prohibición en relación con la matriculación de vehículos de combustión para esa fecha, después de que se incluyera en un primer borrador elaborado por el anterior Gobierno de Sánchez y de que fuera eliminado posteriormente del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima ante las críticas suscitadas. «Prohibiremos a partir de 2040 la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono, excluidos los matriculados como vehículos históricos, siempre que se destinen a usos no comerciales», reza el documento de propuesta a Podemos.

Tras conocerse la propuesta inicial del anterior Gobierno de Pedro Sánchez, en noviembre de 2018, en relación con las medidas orientadas a mejorar la calidad del aire, el sector del automóvil manifestó su desacuerdo por la utilización de la palabra prohibición, para decantarse por la aplicación de unos objetivos a lograr y que se puedan alcanzar con diferentes tecnologías.
Esta situación motivó que se dejara de utilizar dicho término por parte de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y también de la titular de la cartera para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Así, Ribera pasó a asegurar que el Gobierno garantizaría que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos que se vendan en 2040 serán de cero emisiones, aunque evitando el uso de la palabra prohibir, como parte del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para el período comprendido entre 2021 y 2030.

«En el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, los objetivos de penetración de sistemas de movilidad descarbonizada y parte electrificada son importantes para 2030, pero no se incluye ningún tipo de prohibición», llegó a asegurar Ribera.

Nuevas propuestas

Por otro lado, el documento de propuestas presentado por el PSOE a Podemos también contempla su intención de establecer una línea de inversión ‘publico-privada’ para el desarrollo en España de nuevas tecnologías de baterías.

«Apoyaremos el desarrollo del acuerdo del Gobierno con el sector de la automoción para facilitar su transformación y potenciación, conforme a las nuevas exigencias de producción de vehículos cada vez menos contaminantes, de forma que dicha actividad pueda seguir realizándose en nuestro país con criterios de sostenibilidad», añade el texto.

Asimismo, contempla la puesta en marcha de un esquema de ayudas económicas al coche eléctrico, a través de un plan «estable e ininterrumpido», con el fin de evitar que las ventas se concentren en momentos determinados o que queden paralizadas hasta la aprobación de nuevos programas de apoyo. Igualmente, el PSOE tiene intención de elaborar una Ley de Movilidad Sostenible y financiación del transporte público, a través de la adopción de un nuevo enfoque de la política de infraestructuras para garantizar el derecho a la movilidad segura y sostenible, tanto en el ámbito urbano como rural.

Otra de las medidas contempladas en el documento presentado a Podemos es la puesta en marcha de reformas legales para que los municipios de más de 50.000 habitantes tengan que delimitar zonas de bajas emisiones.



Fuente: El Periódico de la Energía