NOTICIAS


16/07/2019

EEUU puede sancionar a China por comprar petróleo a Irán



En junio, China importó más de un millón de barriles, a pesar de que Estados Unidos no ha extendido el período de gracia durante el cual los países podían comprar el crudo iraní sin temor a ser sancionados.




La Casa Blanca cree que las acciones de China debilitan el duro régimen de presión que se ha instalado sobre Irán desde Washington. En respuesta, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, ha afirmado que la cooperación de China con Irán es legal y que Pekín se opone a cualquier sanción unilateral y jurisdicción extraterritorial sobre sus empresas.

Irán hará todo lo posible para encontrar a quien le compre su petróleo, como lo hizo en otros momentos con las sanciones de Estados Unidos. Washington ha amenazado a otros países con sanciones si continúan comprando petróleo iraní. Entre ellos, varios de sus aliados. Sin embargo, China no va a renunciar al petróleo iraní.

Como señala el medio estadounidense Politico, en junio llegó al puerto de Qingdao un petrolero cargado con un millón de barriles de crudo persa. Otra entrega, esta vez con casi dos millones de barriles, pasó por el puerto de Tianjin. Los halcones del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos están presionando para que se sancione a los importadores chinos, ya que las acciones de China socavan todos los esfuerzos de los estadounidenses de maximizar la presión sobre Irán, defiende Washington.

Si hay sanciones, se complicará más el diálogo comercial con China, ya de por sí débil. Y es que las negociaciones ya son de por sí difíciles sin el petróleo de por medio, dice a Sputnik Li Weijian, vicepresidente de la Sociedad Científica China para el Medio y Lejano Oriente.

Así que, según Li, EEUU sí tendrá en cuenta la situación en torno al petróleo iraní, pero no será un factor decisivo, añade. El comercio entre EEUU y China es un camino de ida y vuelta, y también es muy importante que EEUU llegue a un acuerdo. EEUU ya presionó a China en su momento y al final China "resulta que está en una mejor posición que EEUU en todos los aspectos", opina Li.

El gigante asiático es el mayor mercado para el crudo de Irán. Y a eso se añade que el país persa ofrece descuentos por su petróleo bajo el régimen de sanciones para estimular la compra. Y China "necesita abastecerse de petróleo de manera estable; necesita combustible barato", dice. Así que no cree que Pekín le dé la espalda a Irán. Máxime cuando China no reconoce la potestad estadounidense de sancionar a quien le plazca.


Fuente: Sputniknews