NOTICIAS


05/06/2019

El Gobierno está a punto de subir el impuesto al diésel



El Ejecutivo -todavía en funciones- de Pedro Sánchez recuerda que la cruzada contra el diésel sigue adelante: Teresa Ribera ha anunciado que pronto trabajarán en la futura subida de impuestos.




La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha vuelto públicamente a la senda que el actual grupo socialista nunca ha dejado en relación al asunto de la subida del diésel. Antes de las Elecciones Generales del pasado marzo ya anunciaron -como adelantamos en Autocasión- que llevarían a cabo un aumento en el impuesto de dicho combustible (Elecciones 2019: las propuestas de los políticos para la automoción.) Ahora, cuando prácticamente rozan de nuevo el Gobierno, Pedro Sánchez y su equipo han retomado el tema. En concreto, Ribera ha asegurado que se pondrán a trabajar con la mayor celeridad posible para equiparar la fiscalidad del gasóleo con la de la gasolina, sea ella u otra persona la que lidere las políticas energéticas y ambientales del país cuando tomen de forma oficial el mando.
Mismos impuestos para el diésel y la gasolina
Esto es algo que el Ejecutivo ya presentó en los Presupuestos Generales del Estado para 2019 que tumbaron en el Congreso las enmiendas a la totalidad de varios partidos de la oposición. Según informa Servimedia, Ribera ha manifestado a RNE que los informes de la OCDE y de la Comisión Europea sobre que España tiene una fiscalidad ambiental inferior a la media de la UE son concisos. Por eso, creen necesario incentivar comportamientos compatibles con el medio ambiente para garantizar su sostenibilidad. “No hay una justificación ambiental que explique por qué se produce una diferencia tan grande entre la fiscalidad del diésel y la de un coche de gasolina”, ha declarado la ministra.
Asimismo, Teresa Ribera ha recordado que esta propuesta, al igual que la que llevó en los PGE la ministra de Hacienda, estaría acompañada de exenciones o condiciones especiales para los transportistas.
Cuánto dinero aportará esta subida al Estado
Una publicación reciente de Coche Global -de la que se hace eco la patronal española de concesionarios, Faconauto-, asegura que esta nueva “fiscalidad verde”, elaborada con el fin de favorecer una movilidad con menos emisiones, dejará en las arcas públicas más de 1.000 millones de euros con respecto a la situación de 2018.
Pese a los intentos del sector de advertir del error técnico y político que supone identificar el diésel como un carburante más sucio que la gasolina, Sánchez mantendrá su hoja de ruta. Si se aprueban los nuevos PGE, la subida de la tasa al gasóleo entraría en vigor en 2020.


Fuente: Autocasión