NOTICIAS


03/05/2019

Trump gana el pulso a la OPEP y controla el mercado del petróleo


EE.UU. alcanza un nuevo récord de producción, con 12,3 millones de barriles



La evolución del mercado petrolero durante los últimos diez días es una clara muestra del control que ha impuesto al mismo Estados Unidos. Así, ha conseguido casi estrangular las exportaciones de crudo de su irreconciliable enemigo Irán, ha logrado –gracias a su aliado Arabia Saudí– que la OPEP contenga los precios y, sobre todo, ha elevado su producción de petróleo hasta un nuevo récord de 12,3 millones de barriles diarios, lo que le consolida como el mayor productor del mundo, por delante de Rusia (11,23 millones de barriles) y de Arabia Saudí (9,8 millones). El hecho de que EE.UU. esté vertiendo más crudo a los mercados, unido a que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos están supliendo, a instancias del presidente norteamericano Donald Trump, el recorte de las exportaciones de Irán, ha ocasionado un nuevo descenso de la cotización del petróleo en los últimos días hasta situarse por debajo de los 71 dólares el barril (el tipo Brent).


Ese mismo barril había alcanzado los 74,54 dólares tan solo una semana antes, cuando Trump decidió, como se esperaba, dar por terminada la prórroga concedida a ocho países (China, India, Turquía, Italia, Taiwán, Japón, Corea del Sur y Grecia) para seguir comprando petróleo a Irán. El plazo acabó el pasado jueves, aunque el presidente iraní, Hasan Rohaní, ha asegurado que su país tiene «seis alternativas» para romper el embargo de EE.UU. y seguir exportando crudo. La producción actual de petróleo de Irán es de unos 800.000 barriles diarios, cuando el año pasado era de 2,5 millones de barriles.
Repsol y Cepsa
Cabe recordar que las compañías españolas Repsol y Cepsa dejaron de importar petróleo de Irán en el verano del año pasado –como adelantamos en estas páginas– por temor a las represalias de Trump. Esta situación no genera ningún problema de suministro a España, ya que importamos casi treinta tipos de crudos distintos de una veintena de países. Las mayores cantidades de petróleo proceden de México (14,9% del total), Nigeria (12,8%) y Arabia Saudí (12,1%). Los envíos desde Venezuela han caído hasta el 5,8% debido al fuerte descenso de su producción, que se sitúa en 700.000 barriles diarios, un tercio de la que tenía hace un par de años. Con la situación actual del mercado petrolero, la industria norteamericana está trabajando a toda máquina y explotando nuevos pozos con la técnica del «fracking» (se inyecta agua, sustancias químicas y arena a elevada presión para extraer el petróleo o gas impregnado en las rocas). Por este motivo, vuelven a producirse movimientos corporativos en el sector. La estadounidense Anadarko Petroleum ha anunciado que estudiará la oferta de compra de 34.550 millones de euros presentada por Occidental Petroleum, que compite con otra anterior de Chevron de 30.000 millones de euros. El magnate Warren Buffett está dispuesto a poner 9.000 millones de euros, a través de Berkshire Hathaway, en la oferta de Occidental Petroleum. Y mientras, las grandes petroleras de EE.UU. siguen obteniendo unos elevados beneficios. Exxon Mobil ganó en el primer trimestre 2.140 millones y Chevron 2.400 millones.


Fuente: abc.es