NOTICIAS


06/02/2019

Europa amenaza la prohibición del Diesel en Baleares


Admitida la denuncia de Anfac contra la Ley que quiere poner en marcha el Gobierno.





La Comisión Europea ha admitido la denuncia que la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones -Anfac- interpuso hace unos días contra la Ley de Cambio Climático del Gobierno de Baleares, que contempla la prohibición de matricular y circular vehículos con motor Diesel desde 2025. A la prohibición de los Diesel se suma una idéntica que afecta a los vehículos impulsados por motor de gasolina en 2035, y todo con el objetivo de que en 2050 todo el parque automovilístico balear sea totalmente eléctrico. De estos dos vetos quedarían exentos los vehículos ya registrados en la zona antes de las correspondientes fechas.

Ante lo severo de la normativa, Anfac presentó una denuncia ante la Comisión Europea que ahora se ha admitido a trámite. Concretamente el día 4 de febrero por parte de Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes de la CE. Desde ahora los servicios jurídicos de este organismo tienen un plazo máximo de un año para emitir un veredicto.

Además de las prohibiciones al Diesel y la gasolina, la Ley prevista en Baleares contempla otra serie de medidas. Por ejemplo, el 2% de la flota de empresas de alquiler tendrá que ser eléctrica en 2020. Este porcentaje ha de aumentar de forma progresiva, de tal forma que en 2021 hablaremos de un 4%.

De momento el Gobierno de las Islas Baleares sigue con su plan establecido, que contempla que el Proyecto de Ley se apruebe el día 12 de febrero en el Pleno del Parlamento. Será por tanto la Comisión Europea la que deba decidir ahora sobre lo idóneo o no de este plan, ya que se trata de un organismo que tiene como misión intervenir ante cualquier situación que afecte al mercado interior de forma negativa, algo que Anfac considera que sucede.

También se ha sabido que existe una irregularidad en todo el proceso, ya que el Gobierno de Baleares no notificó el Proyecto de Ley a la Comisión Europea, que debía pronunciarse sobre el mismo en un plazo de tres meses. Si el organismo continental considera que existe una violación del derecho de la Unión Europea, se requerirá al Estado el envío de un escrito en el que se presenten sus observaciones, del cual dependerá el éxito o no de la Ley. Si no fuera así, la CE puede exigir a Baleares que se ajuste al derecho de la Unión Europea.


Fuente: Soy Motor