NOTICIAS


30/10/2018

Petroleras y gasistas deberán invertir 20.000 millones anuales


Esta cantidad será la necesaria para lograr una posición dominante en renovables





Las principales empresas del sector tienen una participación del 15% del mercado mundial de petróleo y gas. Si estas empresas quisieran hacerse con la misma participación de mercado en el sector de las energías renovables, tendrían que invertir colectivamente 200.000 millones de dólares, según un nuevo informe de Wood Mackenzie.

Hasta ahora, ninguna inversión de las grandes empresas en tecnologías de energía limpia se acerca a las inversiones que se realizan en el sector del petróleo y gas, que pueden ascender hasta 10.000 millones de dólares anuales, según de qué compañía se trate. “No hay ninguna compañía que invierta una cantidad parecida en energía renovable”, dijo Tom Heggarty, analista senior de energía solar en WoodMac y autor del informe. “Eso supondría un gran impulso para el mercado”.

Los proyectos de petróleo y gas son mucho más intensivos en capital que las energías renovables. Si bien es común que las grandes empresas inviertan hasta 1.000 millones de dólares en un solo proyecto, la mayoría de las operaciones que se realizan en energía eólica y solar son por una cuantía inferior.

Para alcanzar una inversión anual de 20.000 millones de dólares en energías renovables, las grandes compañías de petróleo y gas tendrían que construir 20 gigavatios de energía solar, 16 gigavatios de energía eólica terrestre o 7 gigavatios de energía eólica marina. Si las grandes empresas compraran proyectos ya desarrollados, necesitarían sumar 8 gigavatios de energía solar, 6,7 gigavatios de energía eólica terrestre o 4 gigavatios de energía eólica marina.

Hasta la fecha, la mayor compra de energía limpia, la adquisición de Equis Energy por parte de Global Infrastructure Partners, ascendió a 5.000 millones de dólares.

Heggarty dijo que invertir en hasta 20 o más proyectos fotovoltaicos de 1 gigavatio representa “una empresa absolutamente enorme” para una gran novedad en el mercado. Si bien la construcción de menor capacidad en energía eólica marina puede ser más manejable, WoodMac también señala que estos proyectos son relativamente raros.

Los proyectos de petróleo y gas son mucho más intensivos en capital que las energías renovables. Si bien es común que las grandes empresas inviertan hasta 1.000 millones de dólares en un solo proyecto, la mayoría de las operaciones que se realizan en energía eólica y solar son por una cuantía inferior.

Para alcanzar una inversión anual de 20.000 millones de dólares en energías renovables, las grandes compañías de petróleo y gas tendrían que construir 20 gigavatios de energía solar, 16 gigavatios de energía eólica terrestre o 7 gigavatios de energía eólica marina. Si las grandes empresas compraran proyectos ya desarrollados, necesitarían sumar 8 gigavatios de energía solar, 6,7 gigavatios de energía eólica terrestre o 4 gigavatios de energía eólica marina.

Hasta la fecha, la mayor compra de energía limpia, la adquisición de Equis Energy por parte de Global Infrastructure Partners, ascendió a 5.000 millones de dólares.

Heggarty dijo que invertir en hasta 20 o más proyectos fotovoltaicos de 1 gigavatio representa “una empresa absolutamente enorme” para una gran novedad en el mercado. Si bien la construcción de menor capacidad en energía eólica marina puede ser más manejable, WoodMac también señala que estos proyectos son relativamente raros.

Las 15 principales compañías de petróleo y gas representan el 58%de las reservas mundiales de petróleo y gas. Sin embargo, las 15 principales empresas poseen solo el 30% de los activos de energía renovable desarrollados. Eso hace que la competencia sea mucho más feroz.

WoodMac señala que hay cerca de 100 compañías con carteras eólicas y solares por encima de 1 gigavatio. Los principales actores en el espacio renovable provienen de diversos campos: compañías eléctricas como NextEra, empresas comerciales como Google e Ikea, empresas financieras como Global Infrastructure Partners y empresas petroleras como Equinor y British Petroleum, también.

Las grandes compañías de petróleo y gas están haciendo movimientos. ExxonMobil, por ejemplo, podría comprar hasta 250 megavatios de energía solar o eólica en Texas. Vitol anunció este verano que invertiría 200 millones de euros en el desarrollo de energías renovables en toda Europa. Y Royal Dutch Shell se comprometió a aumentar su gasto anual en energía limpia a 1.000 millones.

Pero esos proyectos están en un orden de magnitud diferente al que sugiere WoodMac. Actualmente, las principales petroleras poseen menos del 2% de los proyectos mundiales de energía solar y eólica. Pero eso está cambiando. Cada vez son más las empresas que preguntan sobre los desafíos y oportunidades de las energías renovables. ¿Pero harán una gran apuesta en un mercado que no conocen totalmente?

“Es posible que se vean obligadas a participar en el mercado, pero se puede argumentar que deberían centrarse en lo que realmente hacen bien”, dijo Heggarty. Es un planteamiento del ‘zapatero a tus zapatos’. “Algunas de las grandes pueden finalmente decidir que no están en una buena posición para tener éxito en las energías renovables y optar por quedarse con el petróleo y el gas”, escribe Heggarty en el informe.


Fuente: El Periódico de la Energía