NOTICIAS


22/10/2018

Manifiesto sobre el diésel: el informe que quiere cambiar la opinión de la UE


No está todo perdido para el diésel, una tecnología que se ha visto acorralada por las duras exigencias anti polución de muchas de las ciudades europeas pero cuya desaparición acarrearía efectos negativos tanto para la economía como para el medioambiente. Este informe así quiere demostrarlo.





La cantidad de noticias que conocemos día tras día está produciendo una gran confusión en torno al diésel. Tanto los políticos europeos como muchos de los usuarios, parecen haber cambiado su opinión respecto a este carburante de forma drástica, algo que ya está provocando diferentes efectos, muchos de ellos perjudiciales para nuestra economía. Ante esta situación asociaciones como Fecavem, la Federación Catalana de Vendedores de Vehículos a Motor y STA, la Sociedad de Técnicos de Automoción, han unido sus esfuerzos para presentar ante la Comisión Económica Europea, un manifiesto sobre la situación real del diésel y los efectos que causaría en la economía y también en el medioambiente, su desaparición.

En primer lugar se hace un llamamiento a que el proceso de transición hacia una movilidad más ecológica se realice de forma gradual y evaluando todas las alternativas posibles, dado que no se puede olvidar que el sector de la automoción representa el 10% del PIB en España y el 19% de las exportaciones.

Asimismo desde Fecavem afirman que siempre que hay referencia a la contaminación se señala al automóvil, cuando éste solo “aporta” el 13% del total. Además se ha puesto el foco solo en el diésel, cuando los del última generación han recido notablemente sus gases nocivos y emiten menos CO2 que los gasolina. Todo ello además se ha visto influenciado con la entrada en vigor de la normativa WLTP.

Ante esta situación, desde estas Asociaciones hacen un llamamiento al sector para preparar un manifiesto que informe de todos los detalles, dado que por ejemplo, el motor diésel ofrece un mayor rendimiento térmico, de modo que no podemos decir que como norma general contamine más que el de gasolina, sobre todo si está homologado en base a las últimas normativas. Sin duda este tema promete tener un largo recorrido en la Comisión Económica Europea y seguiremos de cerca la publicación y difusión de este manifiesto aunque de entrada, parece tener un argumentario realmente lógico.


Fuente: Car & Driver