NOTICIAS


30/07/2018

La UE mantendrá los rótulos de gasolina 95 y 98 en los surtidores


A pesar de la llegada del nuevo etiquetado, se dejarán como información adicional. La medida se aplicará en todos los países miembro.




La Unión Europea está preparando un nuevo etiquetado distintivo y armonizado para los carburantes, que entrará en vigor en todos los estados miembro a partir del próximo 12 de octubre. La medida no significará, en contra de lo que se especuló en un principio, el fin de los rótulos de gasolina 95 y 98 en los surtidores de las gasolineras. Fuentes de Anfac, la asociación de fabricantes de coches y camiones, aseguran que se mantendrán como información adicional para no generar confusiones entre los usuarios.


Con un círculo estarán representadas las gasolinas, con un cuadrado los diésel y con un rombo los combustibles de tipo gaseoso. Dentro de los dos primeros habrá una letra y un número, que explicarán la cantidad de biocombustible de cada carburante. Los números 95 y 98 presentes actualmente en las gasolinas, representan el octanaje, que está relacionado con la potencia del motor. Es una información diferente a la que impondrá la Unión Europea a partir de octubre, es por eso que se mantendrán los rótulos actuales junto a los nuevos para ofrecer una información más completa al usuario.

“Esta medida servirá para prestar al consumidor una asistencia práctica, para que con una identificación inequívoca y armonizada a nivel europeo, pueda elegir cual es el combustible compatible y más adecuado para su vehículo”, explica Arancha García, directora del Área de Industria y Medioambiente de Anfac.

Dentro de los rótulos nuevos habrá información sobre el biocombustible que lleve la mezcla del carburante. En los gasolina habrá una “E” de etanol y un número que indicará el porcentaje de este componente. Por ejemplo, E85, significará que hay un 85% de etanol en el carburante. En los gasóleo habrá una “B” de biodiésel y un número, pero también podrá darse el caso de que aparezcan las siglas “XTL”. Eso significará que el combustible es diésel parafínico. Por último, los de tipo gaseoso serán: H2, para el hidrógeno; LNG, para el gas natural licuado; LPG para el gas licuado de petróleo; y CNG para el gas natural comprimido.

El nuevo etiquetado estará presente en los surtidores, en las tapas de repostaje de los coches nuevos y en los concesionarios. Esta medida afectará a todos los tipos de vehículos, desde los turismos y las motos; pasando por los coches comerciales; hasta en los autobuses y autocares. Además de en los 28 estados miembro, también estarán presentes en Islandia, Liechstenstein, Noruega, Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.


Fuente: cincodias-elpais.com