NOTICIAS


06/07/2018

La gran contradicción: ¿por qué el petróleo sube si habrá más oferta?


Arabia Saudí se compromete a aumentar la oferta para bajar el precio, pero el barril de crudo sigue al alza




La Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se comprometió en su última reunión a aumentar su bombeo en casi un millón de barriles al día. Además, otros países como Rusia, de fuera del cártel, también anunciaron que aumentarían su producción.

Más oferta comporta, en teoría, precios más bajos. Aun así, los precios del petróleo en las últimas semanas suben si se compara con la fecha de la decisión de la OPEP. La gran contradicción. El precio del barril de petróleo de Brent, de referencia para Europa, ha subido cerca de un 20% durante el último año y ha seguido al alza tras la reunión. ¿Qué pasa?


Estados Unidos contra Irán y el resto de la OPEP

Hay posibles motivos por los que el precio del crudo está al alza. El presidente estadounidense Donald Trump señaló a la OPEP como principal culpable de este aumento. La OPEP “hace poco por contribuir” a reducir los costos de la gasolina, dijo Trump por Twitter. “Hace que los precios suban mientras Estados Unidos defiende a muchos de sus miembros por muy poco dinero”, siguió. “Tiene que funcionar en ambas direcciones”, añadió para acabar exigiendo a los miembros de la organización que “¡bajen los precios ya!”

El presidente estadounidense está haciendo una fuerte campaña para que los precios bajen. ¿Por qué? El precio de la gasolina sobrepasa los tres dólares el galón en Estados Unidos. Una cifra psicológica que enerva a los conductores y profesionales como camioneros, estos últimos votantes de Trump. El presidente necesita mantener los precios controlados para que el bolsillo de sus ciudadanos no se resienta.

Para ello ha encontrado un aliado en Arabia Saudí, a quien se le pide que aumente considerablemente su producción para hacer frente al déficit de Irán, Libia o Venezuela. Todos estos países son miembros de la OPEP.


Tormenta perfecta en Irán, Libia y Venezuela

La cuestión es que los países mencionados han perdido su capacidad productiva. Irán, por su parte, se enfrenta a un boicot estadounidense. Los americanos están consumiendo petróleo saudí o, incluso, ruso, mientras preparan nuevas sanciones energéticas a Teherán, según informa The New York Times .

Hasta ahora, Irán exportaba cerca de dos millones de barriles al día, un 2% del suministro mundial. Pero algunos analistas creen que el país podría perder un millón de barriles al día si se aplican nuevas sanciones.

La situación en Venezuela y Libia, así como en otros países de la OPEP como Nigeria, es diferente. Se enfrentan a crisis sociales. En el país latino, el conflicto es conocido por todos. En Libia, por su parte, diferentes facciones del país luchan entre ellas en una suerte de guerra civil, con la toma de refinerías que minan la producción. En el caso de Nigeria, las numerosas huelgas y los enfrentamientos con Boko Haram son lo que afectan a la producción.


Arabia Saudí al rescate de Trump

Ante este panorama deficitario, Donald Trump le pidió el fin de semana pasado al rey Salman que el país produjera dos millones de barriles adicionales al día para cubrir el déficit. Arabia Saudí se comprometió a hacerlo. Y, como no podía ser de otra forma, la conversación acabó en Twitter.

Arabia Saudí debería suministrar dos millones de barriles más al día, a petición de Trump, para solucionar el déficit productivo que ha subido el precio.


Escepticismo con Arabia Saudí

Riad afirma que puede llegar a cumplir con el objetivo. Sin embargo, analistas consultados por The New York Times son escépticos: sin una nueva perforación, el reino solo puede llegar a producir un millón de barriles adicional al día.

A pesar del empuje saudí y de la campaña de Trump, Morgan Stanley eleva su pronóstico sobre el crudo de Brent a 85 dólares para el próximo año.“Da la impresión de que ningún incremento adicional de la oferta de los productores del Golfo y Rusia podrá reemplazar los barriles perdidos de Libia, Irán y Venezuela”, explican analistas a Bloomberg.


Trump en las redes sociales y la política, ¿culpables?

En este contexto, Irán asegura que es el propio Donald Trump el culpable. “Sus tuits han elevado los precios al menos diez dólares el barril”, dijo el gobernador iraní de la OPEP, Hossein Kazempour Ardebili. “Por favor, pare, de lo contrario subirán aún más”, añadió.

Desde Irán, la sensación es que sobra política. El mismo Kazempour advirtió que los precios podrían subir a 100 dólares por barril, o incluso 140 dólares por barril, a menos que las tensiones se enfriaran. El gobernador tiene claro por donde empezar: “Será mejor que mantengas el mercado alejado de la política”.


Fuente: lavanguardia.com