NOTICIAS


24/01/2018

Cepsa amplía su alianza en Argelia


La inversión prevista llega a 1.000 millones y supone una capacidad de producción diaria de 24.000 barriles de crudo y 10.000 de GLP




Cepsa, Sonatrach y Alnaft (Agencia Nacional Argelina para la Valorización de Recursos en Hidrocarburos) han firmado hoy un nuevo contrato de concesión para la explotación del yacimiento de Rhoude el Krouf (RKF), situado en la cuenca de Berkine, en Argelia. Este nuevo acuerdo, que tendrá una duración de 25 años, permitirá un redesarrollo completo de un campo maduro, después de 19 años en explotación, con el objetivo de incrementar la producción de crudo y producir por primera vez gas licuado de petróleo (GLP).

Este proyecto, cuya inversión prevista es aproximadamente de 1.000 millones de dólares, tendrá un impacto económico relevante: está previsto que genere entre 1.000 y 1.500 empleos durante la fase de máxima actividad de la construcción.

El redesarrollo del campo contempla la perforación de 30 nuevos pozos, la construcción de una planta de tratamiento que incluye una unidad de recuperación de GLP e instalaciones para la evacuación de GLP. Las nuevas instalaciones de tratamiento contarán con una capacidad de producción diaria de 24.000 barriles de crudo y 10.000 de GLP. El diseño de las instalaciones industriales cumplirá con los más altos estándares técnicos de la industria en términos de eficiencia, seguridad y respeto por el medioambiente, según explica Cepsa.

El acuerdo ha sido rubricado por Pedro Miró, consejero delegado de Cepsa; Abdelmoumen Ould Kaddour, consejero delegado de Sonatrach, y Arezki Hocini, presidente de Alnaft, en la sede de esta empresa situada en el Ministerio de Energía en Argel. Esta firma refleja el compromiso de Cepsa en Argelia y es un paso importante para el proyecto y el fortalecimiento de la asociación histórica entre Cepsa y Sonatrach.

El contrato tiene su origen en el acuerdo firmado entre las dos compañías en noviembre de 2016, donde se establecieron las bases para extender la colaboración a largo plazo, y entrará en vigor una vez se publique en el Boletín Oficial de Argelia. El contrato será el primero de un campo en producción en Argelia que se regirá bajo la ley de hidrocarburos argelina 05-07.

El descubrimiento de RKF tuvo lugar hace 25 años y fue el primer yacimiento de crudo puesto en funcionamiento por Cepsa y Sonatrach en este país.

Tres décadas en Argelia
Cepsa comenzó su actividad de exploración y producción en Argelia de la mano de Sonatrach hace más tres décadas para extender después su actividad progresivamente a otras zonas geográficas como Colombia, Perú, Brasil, Surinam, España, Tailandia, Abu Dabi y Malasia.

En Argelia, de la mano de su socio estratégico, Sonatrach, la compañía desarrolla sus operaciones en tres importantes yacimientos de petróleo en la cuenca de Berkine: el campo de RKF, Ourhoud (ORD), el segundo campo más grande del país, y Bir el M’sana (BMS). En total, los yacimientos operados por Cepsa en Argelia producen 130.000 barriles diarios.

También en la cuenca de Berkine, en el yacimiento de Rhourde er Rouni II, Cepsa finalizó la fase de exploración junto con Sonatrach a principios de 2015, con descubrimiento de crudo, y actualmente se encuentra en fase de desarrollo. Asimismo, Cepsa participa en el campo de gas natural de Timimoun, en el suroeste del país, cuya puesta en producción está prevista para la primavera de este año.

Cepsa tiene una participación del 42% del gasoducto Medgaz, que ofrece una ruta alternativa para el abastecimiento de gas natural desde Argelia a Europa vía España. El gasoducto submarino, operado por Cepsa, tiene una capacidad de transporte de 8.000 millones de m3/año y una longitud de 210 kilómetros.

Fuente: www.elpais.com