NOTICIAS


07/10/2022

Naturgy pacta con Argelia el nuevo precio para el suministro de gas


La gasista acuerda prolongar los contratos y admite un incremento de precio por determinar




Naturgy pacta con Argelia. La gasista española ha alcanzado un acuerdo con la compañía argelina Sonatrach para blindar el suministro de gas a España, tal y como publica hoy este periódico. Las dos compañías continúan negociando el detalle de los precios, si bien ya han alcanzado un principio de acuerdo, según afirma la compañía en un hecho relevante remitido a la CNMV.

El propio Franciso Reynés ha admitido este jueves que en este acuerdo con Argel, alcanzado en plena crisis energética y tras la ruptura de las relaciones comerciales entre Argelia y España, que se verán obligados a pagar un precio superior. En este momento, las partes aún debaten el detalle sobre qué indices utilizarán para establecer el nuevo precio. Este será aplicable a partir del 1 de enero de 2023 y de forma retroactiva desde inicios de este año.

Los acuerdos han sido aprobados por el consejo de administración de Naturgy esta misma tarde. Aún está pendiente la ratificación por las máximas autoridades gubernamentales argelinas, si bien el acuerdo ya ha sido rubricado por Toufik Hakkar, el consejero delegado de Sonatrach.

El vínculo entre Naturgy y Sonatrach data de los años 60, cuando firmaron su primer contrato. Los contratos actuales son de hace más de 20 años y no expiran hasta 2030 para un volumen anual de 5 bcm. Suponen compromisos firmes de volumen, tanto de suministro de Sonatrach como de retirada obligada para Naturgy. Estos afectan solo a Medgaz, el gaseoducto que une directamente Argelia con España, tras el cierre del tubo que transcurría por Marruecos.

"Esperamos en breve una buena noticia para la estabilidad de precios. No será una buena noticia completa, ya que los precios no serán los que fueron", ha sostenido Reynés este jueves en un acto organizado por la CEOE.

Reynés ya se muestra resignado a soportar un alza en el precio. También ha explicado la particularidad del contrato, al que aún le quedan 10 años de vigencia, en el que se revisan los precios cada tres años, un periodo más largo de lo habitual. Las negociaciones actuales afectarán hasta 2024. Según un analista de RBC, España ha pagado 38 euros por megavatios por hora entre enero y junio y el precio final será unos 10 euros por megavatio hora por encima.

En medio de este contexto, Reynés ha cargado contra los productores de gas, por ser los que, en su opinión, se están beneficiando de las alzas en los precios de las materias primas. Un mensaje también para el Gobierno, que ultima un impuesto para gravar los beneficios extraoridnarios de las eléctricas.

Fuente: Cinco Días, El País