NOTICIAS


23/08/2022

Borrell anima a construir el gasoducto Midcat para transportar hidrógeno


El responsable de la Política Exterior de la UE lamenta el “error” de no haberlo llevado a cabo antes de la crisis energética actual




El alto representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, es partidario de que se construya “cuanto antes” el gasoducto entre Francia y España que se ha propuesto en los últimos días como una de las soluciones a un posible corte de suministro de gas ruso. Borrell ha precisado, eso sí, que se haga pensando en que transporte hidrógeno en el futuro, puesto que la idea de la UE es usar energías renovables y dejar de utilizar combustibles fósiles para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

En una entrevista en el programa La mañana de la 1, Borrell ha calificado de “error” no haber construido en su momento el gasoducto MidCat entre España y Francia por el Pirineo catalán, un proyecto enterrado desde 2019 por ser considerado muy costoso y poco rentable. “Tenía que haberse hecho hace mucho tiempo”, ha dicho, si bien reconoce que “probablemente, cuando se planteó no estábamos en la urgencia en la que estamos ahora, pero en este momento se ve que fue un error no hacerlo”.

En cualquier caso, ahora es necesario, “es una buena idea” traerlo de nuevo a la palestra, aunque sea tarde, y anima a “empezarlo cuanto antes”. Consciente de la dificultad de las conexiones transpirenaicas, que requieren “invertir mucho capital” y, por tanto, necesitan “un futuro largo de utilización”, Borrell afirma que debería construirse “pensando” en que sea utilizado para transportar hidrógeno, una de las fuentes de energía que se perfilan claves en un futuro sin combustibles fósiles. “Si el objetivo es dejar de utilizar el gas —”no solo el ruso, sino ninguno”, ha precisado—, ese gasoducto podría ser utilizado para transportar hidrógeno”, ha señalado.

La idea de retomar el proyecto del MidCat ante la crisis energética y la posibilidad de que Rusia cierre por completo la llave del gas partió la semana pasada del canciller alemán, Olaf Scholz, líder de la economía que se vería posiblemente más perjudicada por un corte total del suministro ruso. Además de la urgencia alemana, la Comisión Europea también contempla entre su plan energético, el llamado REPowerEU, que consiste, sobre todo, en abrir la posibilidad de reorientar parte del dinero del fondo de recuperación a inversiones que apuntalen la seguridad energética de la Unión Europea, objetivo para el que contempla casi 300.000 millones de euros entre créditos y subvenciones. En este documento, se recomienda “una evaluación más a fondo” del proyecto MidCat “teniendo en cuenta su potencial a largo plazo para aprovechar el importante potencial de hidrógeno renovable de la península Ibérica, así como del norte de África”.

Fuente: El País