NOTICIAS


20/07/2022

Bruselas presenta el plan que obligará a los Estados a reducir el consumo de gas


Los objetivos de reducción empezarán siendo voluntarios pero podría cambiar. Plantea una reducción del 15% del consumo de gas total de cada país. Para los hogares, propone Reducir un grado la temperatura del termostato.




La Comisión Europea presenta este miércoles el plan de emergencia con el que busca coordinar la respuesta ante un posible corte total del suministro de gas ruso. La propuesta incluye objetivos de reducción del consumo para todos los Estados miembros que serán voluntarios desde este verano pero que podrán volverse obligatorios si la crisis fuera a mayores.

El plan, que irá al Consejo de Europa el próximo 26 de julio, incluirá un mecanismo para transformar este objetivo en vinculante si las medidas voluntarias no fueran suficientes y la situación así lo requiriese.

Según el último borrador, el Ejecutivo comunitario plantea una reducción del 15% del consumo de gas total de cada país durante los próximos ocho meses, un objetivo común para todos los Estados miembros, aunque fuentes europeas consultadas por Europa Press advierten de que las cifras aún están abiertas y podrían cambiar tras la discusión del Colegio de Comisarios.

El protocolo también incluirá un mecanismo para introducir objetivos vinculantes si las medidas voluntarias no fueran suficientes y la situación así lo requiriese, aunque estos umbrales no están aún fijados en el último borrador que hoy llega al Colegio de Comisarios.

Reducir un grado la temperatura del termostato en los hogares

La propuesta del Ejecutivo comunitario instará a que se incentive a través de las ayudas de Estado que tanto la industria como las empresas de producción de electricidad cambien sus combustibles habituales por fuentes alternativas como la energía solar, la biomasa de origen sostenible o el biometano procedente de deshechos, así como el uso de oxígeno en lugar de gas en algunas instalaciones industriales.

Bruselas planteará, además, que se creen sistemas de subasta o licitación a través de los cuales los Gobiernos insten a la reducción del consumo de gas de los grandes consumidores industriales a cambio de compensaciones financieras o ahorros adicionales.

Como parte de su plan de contingencia, la Comisión Europea invitará a una reducción del consumo energético de los edificios y hogares, de tal manera que propondrá reducir un grado la temperatura del termostato o utilizar menos agua caliente.

Putin recuerda que Gazprom siempre ha cumplido

El contexto es de incertidumbre total sobre si Rusia materializará la amenaza del corte total del suministro de gas. El portavoz principal de la Comisión Europea, Eric Mamer, ha asegurado que están "trabajando en todos los escenarios posibles y uno de los que contempla el plan de contingencia es la posibilidad de que los flujos no se restablezcan".

Se refiere a la puesta en marcha del Nord Stream, que se mantiene parado desde el día 11 por labores de mantenimiento rutinarias cuya duración se estima hasta el día 21. Ayer, el comisario de Presupuesto y Administración de la Comisión Europea, Johannes Hahn, ya indicó que Bruselas trabaja con la "hipótesis de que no vuelva a operar", aunque fuentes cercanas confirmaron ayer a Reuters la intención de Gazprom de restablecer el servicio y este miércoles el presidente ruso, Vladimir Putin, ha recordado a la agencia TASS que la gasista siempre ha cumplido con sus obligaciones de suministro de gas y lo seguirá haciendo.

Los antecedentes invitan a las sospechas. Si bien la ausencia de una turbina retenida en Canadá como parte de las sanciones a Rusia por la guerra en Ucrania ya no es excusa (fue enviada a Alemania), la gasística estatal rusa, Gazprom envió varias cartas el 14 de julio a algunos clientes europeos asegurando que no podía garantizar el suministro de gas por circunstancias "extraordinarias", e invocó la cláusula de fuerza mayor que permite a una empresa eximirse de sus obligaciones contractuales.

No hay que olvidar que Gazprom ha ido reduciendo el flujo de gas a Europa en reiteradas ocasiones desde hace un año, complicando ahora más la acumulación de reservas en la que se centra Europa de cara al invierno.

Con el tablero abierto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció tras el último Consejo de líderes de Estado y de Gobierno la UE de finales de junio, que Bruselas presentaría un plan de emergencia para asegurar que la UE está preparada ante cortes adicionales desde Moscú, que antes del inicio del conflicto en Ucrania suponía el de gas al mercado comunitario, según datos de Eurostat.

Ya entonces Von der Leyen lanzó un mensaje instando a los consumidores a subir dos grados el aire acondicionado en verano y bajar dos grados la calefacción en invierno. Un mensaje de restricción al consumo energético que todo apunta se plasmará en el plan de emergencia que presente el Ejecutivo comunitario.

Un plan que complementa las propuestas nacionales

Este plan a nivel europeo se combinará con los planes de emergencia a nivel nacional para garantizar la seguridad de suministro de gas, que incluyen los riesgos nacionales y comunes y plantean medidas ante estas eventualidades, teniendo en cuenta las circunstancias específicas de cada país europeo.

Los planes preventivos y de emergencia a nivel nacional se actualizan cada cuatro años e incluyen capítulos regionales que reflejan riesgos comunes. De hecho, en 2022 cuatro Estados miembros han actualizado sus planes de emergencia para dar respuesta a la situación geopolítica: Bélgica, Dinamarca, Suecia y Rumanía y otros doce Estados miembros lo hicieron por última vez en 2019.

En todo caso, este plan de contingencia Europeo se diferencia del plan Repower EU, que el Ejecutivo comunitario presentó el pasado mayo estableciendo una hoja de ruta para cortar por completo las importaciones de combustibles fósiles de Rusia hasta 2030 y plantea diversificar el suministro energético, impulsar las renovables así como las tecnologías de hidrógeno y de eficiencia energética.

¿Reabrir el Nord Stream 2?

El presidente Putin ha propuesto poner en marcha el controvertido gasoducto Nord Stream 2, suspendido como represalia al inicio del asedio de Rusia a Ucrania, para aumentar el suministro de gas a Europa. "Tenemos otra ruta preparada: es el Nord Stream 2. Se puede poner en marcha", ha declarado Putin al hablar de las posibilidades para resolver la crisis energética en Europa.

La puesta en marcha del Nord Stream 2 es una de las vías para aumentar los suministros de gas ruso a Europa, aunque la mitad de su capacidad ya se ha destinado al consumo interno, ha declarado a los periodistas el presidente ruso, Vladímir Putin, agregando que esta ruta actualmente "es problemática".

"Hace un mes y medio, en una conversación con el canciller (alemán, Olaf Scholz) discutimos este tema y planteé esta cuestión, dije que Gazprom había asignado capacidades y tiene que hacer algo al respecto, no pueden estar en el aire para siempre", ha afirmado el mandatario ruso a TASS.

En este sentido, Putin ha recordado que "advertí de que entonces utilizaríamos la mitad del volumen designado para Nord Stream para el consumo y uso doméstico, así que incluso si lanzamos el Nord Stream 2 mañana, no serán 55 mil millones de metros cúbicos anuales, sino exactamente la mitad".

Fuente: El Economista