NOTICIAS


28/06/2022

Sánchez contempla una inflación del 15% si las medidas no funcionan


Los expertos calculan que las medidas han tenido, hasta ahora, un impacto transitorio positivo de 2,5 puntos




Una inflación del 15%. Es la cifra que el Gobierno baraja si el plan 'anticrisis' aprobado el pasado sábado fracasa. Unas medidas que, en su mayoría, ya estaban vigentes (rebajas fiscales en la factura de la luz, subvención a los carburantes y tope al precio del gas) y únicamente se amplían más allá de junio, a las que se suman algunas otras focalizadas en colectivos más vulnerables, como el cheque de 200 euros para rentas bajas, un aumento del 15% de las pensiones de jubilación y viudedad no contributivas, o rebajas de hasta el 50% en el transporte público.

En el Consejo de Ministros extraordinario celebrado el pasado sábado, el presidente Pedro Sánchez reclamó el apoyo parlamentario a las medidas porque, sin ellas, la inflación situada en el 8,7% en mayo podría elevarse hasta "tasas cercanas a los 14 o 15 puntos". Una cifra que parece exagerada si se tiene en cuenta que, según la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, las medidas que ya estaban en vigor (fundamentalmente, rebajas fiscales y subvención a los carburantes) ya habrían tenido un impacto positivo de entre 2 y 3 puntos en la inflación.

Es decir, que sin estas medidas, en vez de tener una inflación del 8,7% en mayo, ésta habría escalado al 10,7% u 11,7%. Ahora el Gobierno calcula que el conjunto de las medidas (tanto las ya existentes y ahora prorrogadas como las nuevas) contendrán en 3,5 puntos el alza de los precios. Es decir, que, según el Gobierno, el impacto positivo del 'renovado' Plan 'anticrisis' en la inflación se eleva a entre 0,5 y 1,5 puntos. Así lo ha constatado también Calviño a los periodistas tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este lunes.

Por tanto, tomando como base el último dato del INE (8,7%), la inflación sin todas las medidas adoptadas por el Gobierno ascendería al 12,2%, una tasa inferior al 15% que contempla Sánchez. Al preguntar sobre este asunto, desde Moncloa refrendan el dato del 15% avanzado por el presidente y defienden que "no pretendía ser una suma algebraica", sino que es la previsión que se maneja y es "una forma de hablar". "La inflación puede seguir subiendo hasta alcanzar tasas del 15% pero la estamos conteniendo", argumentan a Vozpópuli.

Un impacto adicional limitado

A falta de ver el impacto que las nuevas medidas tendrán en la escalada de los precios, las estimaciones de los expertos consultados por este periódico están más alineadas con la 'horquilla' avanzada hasta ahora por Calviño de los 2-3 puntos que con los 3,5 puntos de Sánchez. Gregorio Izquierdo, director del Instituto de Estudios Económicos (IEE), calcula un impacto transitorio positivo del orden de 2,5 puntos con las principales medidas del plan, teniendo en cuenta la ponderación de la electricidad y los carburantes en el IPC.

En concreto, las rebajas impositivas adoptadas en 2021 restaron un punto al IPC general (rebaja del IVA del 21% al 10%, la exención en el Impuesto de generación y reducción del Impuesto Especial al 0,5%, el mínimo autorizado por la normativa europea). Ahora, según Izquierdo, la nueva rebaja del IVA de la electricidad en cinco puntos adicionales (del 10% al 5%) reducirá en otras dos décimas la inflación. Además, el precio de la electricidad ha caído un 12,5% en lo que va de año, reducido en medio punto la inflación; mientras que la subvención de 20 céntimos/litro a la gasolina aprobada en abril habría contribuido a reducir la inflación en seis décimas, según el experto.

A estos 2,5 puntos habría que sumar el impacto del recién aprobado descuento en el abono transporte, aún por ver, pero fuentes expertas comentan que la ponderación de éste en el IPC es inferior que la de la electricidad y carburantes y, por tanto, se espera que su efecto en el IPC sea más moderado. También está por ver el potencial del tope al precio del gas en la electricidad, la medida 'estrella' del Gobierno que se espera que tenga más impacto a partir de invierno.

Finalmente, otras iniciativas para paliar los efectos nocivos de la escalada de los precios energéticos como la subida extraordinaria del 15% en la prestación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) o el cheque de 200 euros no contribuyen tanto en la reducción de la inflación, sino en el aumento de la renta de las familias más vulnerables. En cualquier caso, fuentes expertas inciden en que una vez decaigan las medidas de intervención del mercado energético el 31 de diciembre y si la coyuntura no cambia, el efecto escalón en el IPC puede ser negativo.

Fuente: Vozpópuli