NOTICIAS


22/06/2022

Por qué el precio de la gasolina va más allá del petróleo


El precio del carburante no depende únicamente del precio del crudo y, de hecho, ambos cotizan en mercados distintos




El precio del barril de petróleo Brent, como el resto de precios energéticos, ha tenido varios meses de tensión. Sin embargo, la escalada de precios -lleva sin bajar de los 100 dólares desde abril- parece inferior a la que han experimentado una gasolina y un gasóleo que también están disparados. Son productos derivados, pero los precios no van necesariamente de la mano. Además, como también ocurre con otros protagonistas del sector de la energía, la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia han tenido repercusiones paralelas.

¿SON LO MISMO PETRÓLEO Y GASOLINA?

No, en absoluto. Gasolina y gasóleo son derivados del petróleo que refinan los distribuidores en las refinerías. Y el precio del carburante no depende únicamente del precio del crudo. De hecho, ambos cotizan en mercados distintos. Para los combustibles, los dos mercados internacionales de referencia en España son el de Rotterdam (o noroeste de Europa) y el Mediterráneo. Ambos mercados están relacionados con el del Brent, pero son independientes de éste. Son estos dos -Rotterdam y Mediterráneo- los que fijan el precio de los derivados del petróleo.

¿POR QUÉ INFLUYE EL REFINADO?

Recientemente, han subido más los precios de los productos refinados que el precio del barril Brent, que es el de referencia en España. En este sentido, hay que entender que cada producto responde a dinámicas distintas. En el caso del refinado, en las últimas semanas está aumentando el coste del proceso y esto sube el precio de los combustibles aunque el del barril se mantenga estable o, incluso, baje. Del mismo modo, también puede ocurrir lo contrario.

Según explica Roberto Gómez-Calvet, profesor de Empresa de la Universidad Europea de Valencia y experto en suministro energético, "no todos los petróleos son iguales". "No es lo mismo un Brent que un Texas", apunta y, de hecho, "los petróleos que vienen de Estados Unidos son de una calidad más baja que los que vienen de Arabia, por ejemplo". Por eso la cotización del barril no es la misma.

¿CÓMO INFLUYE LA GUERRA?

Al ser los petróleos diferentes, las refinerías están adaptadas a distintos tipos de crudo. Y, según apuntan desde la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), no todas las refinerías son igual de flexibles, por lo que no todas pueden pasar de un crudo de una calidad u origen a otro distinto con la misma facilidad, si es que es posible. Con las sanciones a Rusia, hay refinerías preparadas para trabajar con su petróleo que ahora no están disponibles, incluso aunque haya crudo alternativo esperando a ser convertido en gasolina. Esto ha generado un cuello de botella que hace que la oferta de combustible sea menor y esto aumenta su precio. Además, hay otros países de la OPEP que tienen problemas para cubrir sus cuotas.

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN EN ESPAÑA?

Considerablemente buena, aunque únicamente desde el punto de vista del suministro. Sus refinerías son flexibles y pueden trabajar con petróleo de diversas procedencias y calidades. En el último año, se han importado aproximadamente más tipos de crudo de casi dos decenas de países distintos. Esto da una alta seguridad de suministro y convierte a España en un país exportador neto: una vez cubierta su demanda es capaz de exportar el excedente. Pero, a pesar de esta seguridad, los precios y las tensiones nos afectan igual.

¿HA AFECTADO TAMBIÉN LA PANDEMIA?

Sí, porque a todo esto hay que unir que veníamos ya de un mercado alcista. Los países productores no habían aumentado su oferta para responder a la demanda tras el fin de las restricciones y confinamientos causados por la pandemia. "Retomar procesos y volver al volumen de producción anterior no es inmediato: no es meter más crudo y sacar más producto", recuerda Gómez-Calvet. La invasión ha terminado de tensionar el mercado.

Fuente: El Mundo