NOTICIAS


10/06/2022

Argelia deja de ser nuestro principal proveedor de gas natural


Estados Unidos se consolida en mayo como primer suministrador




Estados Unidos se consolidó en mayo como principal suministrador de gas natural a España, tras arrebatar el liderazgo a Argelia, cuyas exportaciones hacia la península ibérica se han reducido cerca de 30.340 gigavatios hora (GWh), esto es, un 38,6 %, en lo que va de año.

Según el último Boletín Estadístico de Enagás, en los cinco primeros meses de 2022, España ha recibido gas natural desde una veintena de orígenes, internacionales en su práctica totalidad, entre los que sobresale Corea del Sur, que se estrena en la lista con el envío de 167 GWh.

Esta circunstancia contrasta con la caída a la segunda posición de Argelia, de donde procedió un 25,3 % del gas, un retroceso histórico, ya que, desde que existen los registros del Boletín Estadístico de Enagás -año 2006-, el país norteafricano había concentrado el mayor volumen de envíos.

Hasta el pasado mayo, España importó 44.139 GWh de gas natural argelino y 4.060 GWh de GNL, lejos de los niveles del mismo periodo del ejercicio anterior, cuando se alcanzaron los 70.806 y los 7.732 GWh, respectivamente, y representaban el 47,6 % del total.

Si se tiene en cuenta la antigua normalidad, previa a la pandemia del coronavirus, las importaciones desde Argelia han descendido este año un 20 % con respecto a 2019.

De esta forma, el acumulado de 2022 se ha convertido en el primero en casi dos décadas -al menos- con un suministrador de gas natural líder diferente a Argelia, que alcanzó la cuota más elevada en 2015, con el 60 % de las importaciones de España. El 25,3 % actual es, de hecho, su nivel más bajo, superando incluso al 29 % que marcó a cierre de 2010.

Si bien es cierto que las tensiones con Argelia han estado presentes durante todo el semestre después de que el Gobierno español respaldara la propuesta marroquí de autonomía sobre el Sáhara Occidental, los datos de Enagás no recogen el posible impacto sobre los mercados energéticos de la suspensión del Tratado de Amistad. En cualquier caso, los expertos confían en que tal decisión, acordada este miércoles de forma unilateral por Argel, no afecte al suministro de gas natural a corto plazo dada la existencia de contratos en vigor.

ESTADOS UNIDOS

El Boletín Estadístico también refleja, por el contrario, la evolución de las importaciones procedentes de Estados Unidos desde 2019, cuando su aportación era de un 7,5 %, la sexta más notoria, hasta hoy, que supera el 35 %.

A diferencia de Argelia, que por su proximidad con España canaliza más del 90 % por gasoducto, Estados Unidos realiza todos sus envíos por barco, una técnica de transporte que conlleva un mayor coste, de ahí que los analistas duden de hasta qué punto este gas puede sustituir al que envía el vecino magrebí.

A fecha de mayo, estas importaciones prácticamente cuadruplicaban los 16.956 GWh de GNL de 2021, y casi sextuplicaban los 12.036 GWh de 2019.

RUSIA

Los esfuerzos de la Unión Europea por reducir su dependencia energética de Rusia a raíz de la invasión de Ucrania se han traducido en una caída del 9,3 %, hasta los 14.197 GWh, en las importaciones desde este país entre enero y mayo.

No obstante, en comparación con los 5.516 GWh de 2019, la recepción de gas natural ruso se ha duplicado.

Actualmente, Rusia figura como cuarto principal suministrador, conforme al Boletín Estadístico, con un 7,4 % del total de importaciones, con lo que repite posición respecto a 2021, cuando registró una cuota mayor (9,5 %).

La nueva hoja de ruta comunitaria parece haber surtido efecto en la diversificación de proveedores este 2022, en el que se contemplan 23 orígenes diferentes, 21 de ellos internacionales, frente a las 19 procedencias de 2021 -17 internacionales-, y las 16 de 2019 -14 internacionales-.

Además de los ya mencionados, en la tabla de este año se encuentra Nigeria (14,6 %), Egipto (3,8 %), Francia (3,3 %), Portugal (1,6 %), Omán (1,5 %), Guinea Ecuatorial (1,5 %), y otros con menor peso, como Camerún o Perú.

Fuente: Cinco días. El País