NOTICIAS


12/05/2022

Europa aprueba prohibir los coches gasolina y diésel en 2035... ¡y los e-fuels!


Hasta ahora únicamente era una propuesta, pero finalmente se ha votado la prohibición de los coches de combustión en Europa. Ha sido en la Comisión de Medio Ambiente de la UE, que ha aprobado otras medidas.



Ya es un hecho que los coches de combustión están heridos de muerte en Europa. A mediados de 2021, la Comisión Europea presentó la hoja de ruta en relación a los vehículos térmicos y este 11 de mayo la Comisión de Medio Ambiente (ENVI) de dicho organismo lo ha aprobado a través de una votación.

Ahora, sólo queda que el plenario del Parlamento Europeo lo ratifique, aunque este suele ser un simple trámite que no cambia las decisiones previamente tomadas por las comisiones correspondientes.

La muerte del coche gasolina y diésel

En esencia, la medida aprobada certifica que a partir de 2035 no será posible vender coches nuevos con motor de gasolina y diésel en la Unión Europea.

Por tanto, el coche eléctrico en sus diferentes variantes, de batería, solar o de pila de combustible de hidrógeno, será la única opción viable para los fabricantes que quieran seguir operando en el Viejo Continente.

Esta prohibición incluye a los coches híbridos o híbridos enchufables, pues la normativa prohíbe de facto los vehículos que emitan gases contaminantes. También los e-fuels o combustibles sintéticos, en los que marcas como Porsche están invirtiendo enormes cantidades de esfuerzo y dinero en su afán de salvar al coche con motor de combustión.

La normativa de emisiones se endurece en 2025 Pero las marcas no lo tendrán fácil de aquí a 2035, pues de hecho la normativa que entrará en vigor 10 años antes, en 2025, se ha hecho más restrictiva aún de lo inicialmente esperado.

El plan inicial de reducción de emisiones para los turismos era de un 15% para ese año. La votación de ENVI ha aprobado finalmente que sea un 20%. En cambio, las furgonetas y vehículos comerciales ligeros mantendrán el 15% inicialmente previsto.

Actualmente, los límites de emisiones de los turismos están en 95 gramos por kilómetro de dióxido de carbono (CO₂) y en 147 g/km de CO₂ para las furgonetas. Cifras que han obligado a los fabricantes a adoptar tecnologías como el AdBlue y que incluso han hecho desaparecer modelos comercialmente exitosos para evitar sanciones de la Unión Europea.

Más restricciones

El segundo paso intermedio se producirá en 2030, cuando entrará en vigor la prohibición de comercializar vehículos que excedan los 123 g/km de CO₂.

En la actualidad, numerosos vehículos del mercado superan dicho límite. Entre ellos, el coche más vendido del momento en España, el Volkswagen T-Roc, que sólo podría venderse en la versión TSI 1.0 de gasolina y en la TDI de 110 CV.

También se había propuesto un endurecimiento de las condiciones de venta de vehículos de combustión para 2027 y una meta más ambiciosa para 2030, pero dicha medida ha sido rechazada por escaso margen.

El pleno del Parlamento Europeo votará si se adoptan los estándares de CO₂ de los automóviles el 7 u 8 de junio. Luego comenzarían las negociaciones con los gobiernos de la Unión Europea sobre la ley final.

Fuente: El Mundo