NOTICIAS


04/05/2022

El diésel supera los dos euros y se come la mitad del descuento en 25 provincias


El gasóleo en las gasolineras más caras del país sube entre 10 y 15 céntimos

El precio medio en España ya se sitúa en niveles máximos



El día 1 de abril entró en vigor la bonificación de 20 céntimos del Gobierno a los carburantes. Desde entonces y hasta el día de hoy, en 25 provincias de España vuelven a verse gasolineras con monolitos que marcan precios del diésel superiores a los 2 euros por litro. Desde principios del mes pasado, el gasóleo se encarece entre 0,10 y 0,15 céntimos en estas estaciones, comiéndose más de la mitad de los descuentos, según los últimos datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

Las gasolineras con los precios más caros para este carburante de todo el territorio nacional se sitúan en Granada (2,149 euros/litro), Badajoz (2,089 euros/litro) y Baleares (2,069 euros/ litro). Estaciones de servicio con el diésel por encima de los 2 euros también se ven en las provincias de Albacete, Alicante, Asturias, Ávila, Barcelona, Bizkaia, Burgos, Ciudad Real, A Coruña, Cuenca, Guipuzkoa, Girona, Huesca, Jaen, León, Lugo, Madrid, Ourense, Salamanca, Tarragona, Toledo y Valencia.

En cuanto a los precios de la gasolina 95, vuelven a superar esta barrera en gasolineras de 6 provincias: Granada (2,149 euros/litro), Burgos (2,05 euros/litro), Badajoz (2,049 euros/lito), Baleares (2,024 euros/litro), Barcelona (2,019 euros/litro) y Bizkaia (2,01 euros/litro).

Gasóleo en máximos

El precio medio del gasóleo en las estaciones de servicio de España ya se sitúa en máximos, al alcanzar los 1,884 euros por litro, si no tenemos en cuenta la bonificación del Gobierno de 20 céntimos. El día 1 de abril, cuando entró en vigor el descuento, los monolitos de las gasolineras nacionales marcaban de media un precio para el diésel de 1,836 euros, teniendo en cuenta que desde entonces el carburante se encarece casi 6 céntimos, las últimas subidas ya se han comido casi un 30% de las ayudas.

En el caso de la gasolina, el encarecimiento desde el 1 de abril ya se come casi 5 céntimos del descuento, o lo que es lo mismo, un 23%. Y es que a principios del mes pasado la gasolina se pagaba a 1,80 euros por litro, frente a los 1,845 euros recogidos en los últimos datos del Geoportal de Hidrocarburos, pertenecientes al 2 de mayo.

Eso sí, si incluimos la rebaja, el precio medio actual correspondería a 1,684 euros el litro para el diésel y 1,645 para la gasolina 95. Incluso podría ser inferior en el caso de disponer de los descuentos a carburantes adicionales incorporados por algunas firmas como Repsol, Cepsa, BP o Shell, entre otras.

A estos niveles, y teniendo en cuenta las rebajas del Gobierno, llenar un depósito medio de gasóleo de 55 litros -como el de un Dacia Sandero, tercer modelo más vendido en España en el año 2021- costaría 92,62 euros y 90,48 euros para gasolina. Sin el descuento, el consumidor tendría que pagar de media unos 101,48 euros para el diésel y 99 euros en el caso de la gasolina.

Que el gasóleo sea más caro que la gasolina es un fenómeno insólito que no se veía en España desde hace más de una década, durante algunos episodios de la Gran Recesión. Sin embargo, hace 10 años, no se contemplaban precios a los actuales niveles.

Importaciones de petróleo

Al contrario que en el caso de la Unión Europea, la escasa dependencia energética directa de España en lo que respecta a Rusia deja al país en una situación que, en principio, es más desahogada que la de otros países vecinos del Viejo Continente de cara a una cercana desconexión del Kremlin. Más aún en un momento en el que Bruselas ha decidido romper el "prejuicio" de las sanciones energéticas, tras embargar las compras de carbón procedente de Rusia.

Así pues, España importó productos energéticos por valor de 46.575 millones de euros entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021, según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, 2.000 millones más que los datos registrados en 2019.

En cuanto al petróleo, a lo largo de 2021, la economía española llegó a pagar 33.695 millones de euros por 56 millones de toneladas, siendo los 5 principales vendedores de crudo a España: Nigeria, con 10.274 millones de toneladas (18,29%); México, con 7.649 millones de toneladas (13,61%); Libia con 6.270 millones de toneladas (11,16%); Kazajistán, con 4.200 millones de toneladas (7,47%); y Estados Unidos, con 4.096 millones de toneladas (7,29%)- Arabia Saudí vendió proporciones similares a EEUU.

En el caso de Rusia, hablamos del octavo país que más petróleo suministra a España, concretamente un 4,57%, lo que se traduce en 2.569 millones de toneladas. Por este motivo, renunciar a dicho petróleo no sería algo traumático para el país, pudiendo buscar aumentar la cuota en alguno de los demás importadores con los que comercian.

Fuente: El Economista