NOTICIAS


27/04/2022

El cargador 'Tipo 2' de Tesla ya no es gratis: habrá que pagar 340 euros por él


A partir de ahora ninguno de los coches eléctricos de Tesla inlcuirá el cargador Tipo 2 para la recarga vinculada y de oportunidad. Podrá adquirirse de forma opcional por 340 euros.



Las estadísticas de Tesla dicen que el cargador de enchufe convencional no se usa, así que es mejor quitarlo y ofrecerlo exclusivamente como opción. Esta es la nueva medida que contenta y disgusta a partes iguales. Está claro que no es la mejor forma de cargar un coche eléctrico, pero es una forma más, una que te puede salvar de un apuro y, sobre todo, es otro paso más para incrementar el gasto de los compradores que ya de por sí se gastan mucho dinero.

El movimiento ha cogido a todos por sorpresa y en un momento donde las tensiones están excesivamente elevadas. Como bien sabemos, en el último mes y medio Tesla ha subido el precio de sus coches más asequibles. El Tesla Model 3 y el Tesla Model Y han incrementado sus tarifas más de un 10%, superando incluso la barrera aceptable del Plan MOVES III, por lo que el esfuerzo de compra es incluso mayor para aquellos que deciden dar el salto a la movilidad eléctrica.

Al igual que Apple anunciara hace unos años, el cargador doméstico convencional ya no vendrá de serie con los Tesla. Hasta ahora, todo modelo de la compañía se acompañaba de alguna solución de carga. El típico enchufe de toma doméstica que suponía recuperar 8 kilómetros a la hora se incluía.Eso ya no lo volveremos a ver, pues desde el pasado sábado 16 de abril forman parte del equipamiento opcional de todos los vehículos eléctricos de Tesla. A partir de ahora tendrá que ser el comprador el que busque la alternativa que mejor le convenga.

El propio Elon Musk ha justificado la decisión asegurando que sus estadísticas no mienten; el cargador de enchufe convencional apenas se usa y por lo tanto, en una forma de abaratar productos, sólo estará disponible en el catálogo de opcionales.La defensa de Musk es que los clientes deben tener instalado un punto de carga antes de comprar el coche.

A partir de ahora los clientes de Tesla, en caso de que lo quieran, tendrán que pagar un coste adicional de 340 euros. Obviamente no es mucho dinero cuando te planteas el gasto de casi 60.000 euros. Obviamente esta jugada la repiten muchas marcas y fabricantes, anteriormente lo vimos también en el KIA EV6.

Fuente: Hibridos y electricos