NOTICIAS


20/04/2022

Repsol de las que mejor gestiona el riesgo climático y la transición energética


Las empresas europeas lideran las puntuaciones, ocupando ocho de los diez primeros puestos de la clasificación.



Shell, TotalEnergies y Repsol superan a otras grandes empresas de petróleo y gas en la gestión del riesgo climático y la configuración de modelos comerciales para un mundo con bajas emisiones de carbono, según un nuevo informe de la empresa de investigación BloombergNEF (BNEF).

El informe encuentra que las empresas europeas siguen teniendo un rendimiento superior, mientras que las empresas asiáticas ganan por la inversión en transición. Las puntuaciones de transición de petróleo y gas de BNEF comparan 41 grandes empresas de todo el mundo en su preparación para un mundo de cero emisiones netas.

El informe destaca que son las empresas europeas, en una liga propia en el desarrollo de tecnologías de transición, las que lideran las puntuaciones y la clasificación general, ocupando ocho de los 10 primeros lugares de la clasificación. Repsol, tercera con una puntuación de 7,46, mejora una posición respecto a la clasificación del año anterior, y es destacada por lo que BNEF considera como que “están haciendo más de lo que dicen sus objetivos”.

El informe también destaca que dos empresas asiáticas, ENEOS y PTT, se ubicaron entre las 10 principales a medida que los nuevos datos revelan que han invertido significativamente en actividades de transición bajas en carbono. Su acceso al Top 10 supuso la expulsión de las norteamericanas Suncor y Chevron del top 10 en comparación con las puntuaciones obtenidas en la primera edición publicados en 2021.

Más renovables

Aunque parezca una obviedad, el informe señala que las petroleras y gasistas líderes están construyendo importantes líneas de negocios bajas en carbono, por ejemplo, mediante el desarrollo de proyectos en energía renovable, almacenamiento de baterías, carga de vehículos eléctricos, hidrógeno y captura de carbono.

El informe entiende que las compañías de petróleo y gas con un fuerte enfoque en el negocio upstream de exploración y producción o en el de operaciones downstream de refino poco competitivas enfrentan una mayor exposición al riesgo de transición.

BloombergNEF piensa que es probable que un mundo con bajas emisiones de carbono consuma mucho menos combustible fósil y corre el riesgo de hacer redundante el negocio principal de los productores, mientras que una empresa downstream puede cambiar con mayor facilidad a las operaciones de refino de biocombustibles o centrarse en la petroquímica, por ejemplo.

Diversificación de negocios

El informe concluye que las empresas integradas son más diversificadas a lo largo de la cadena de valor y flexibles frente a los riesgos del negocio. Y lo que es más importante aún, “tienen finanzas más sólidas y habilidades para la transición”.

Jonas Rooze, director de sostenibilidad e investigación climática de BloombergNEF, dijo: “Las compañías de petróleo y gas han estado al frente de los debates de inversión ESG. Si bien muchas empresas han anunciado objetivos de cero emisiones netas, es fundamental medir qué acciones han tomado y qué riesgos aún enfrentan. Las puntuaciones de transición de BNEF responden a esta importante pregunta, con una metodología sólida y una transparencia total de los datos”.

Jonathan Luan, analista de sostenibilidad de BloombergNEF y autor principal del informe, dijo: “Las puntuaciones utilizan treinta campos de datos distintos. Este año, un campo rediseñado llamado ‘participación en el gasto de capital de la inversión de transición’ proporciona una medida directa de la adaptación del modelo de negocio”.

Fuente: El periódico de la energía