NOTICIAS


04/04/2022

Calefacciones y tractores: los repartidores de gasoil también amenazan con parar


El descuento en la gasolina del Gobierno acaba en desastre, colapso y hartazgo de los conductores



El Ministerio de Hacienda se ha olvidado de incluir a los centros de distribución de gasóleo en la lista de empresas que son beneficiarias del anticipo de la bonificación de 20 céntimos en el precio del combustible. Un despiste del Gobierno que compromete la viabilidad de cientos de compañías que amenazan con cesar su actividad de forma temporal, ya que les cuesta 40.000 euros al día adelantar la rebaja de los carburantes impuesta desde Moncloa. Un paro que amenaza con afectar a agricultores, industria e, incluso, a las calefacciones de las casas.

Así lo han confirmado fuentes de la organización Codigasoil en conversaciones con este diario que han explicado que «ninguna empresa de distribución de gasóleo ha podido solicitar este viernes el anticipo de la bonificación de la rebaja de los carburantes a través de la página web de la Agencia Tributaria, aunque en nuestro caso no ha sido porque la página web no funcionase, sino porque el Ministerio de Hacienda no ha tenido en cuenta nuestro sector a la hora de elaborar la lista de empresas que podrían solicitar el citado ingreso». «Tras la entrada en vigor del Real Decreto 6/2022, metíamos el CIF de la empresa y daba error», explican.

Un error que el sector de los centros de distribución de gasóleo podrían pagar muy caro, ya que no tienen liquidez suficiente para hacer frente al adelanto de la rebaja de los combustibles y podrían paralizar su actividad este lunes. «No podemos esperar al lunes a que la Agencia Tributaria solucione el problema informático, tal y como se ha comprometido con la asociación, necesitamos que las empresas del sector puedan solicitar de forma urgente el formulario porque no pueden adelantar ni un día el dinero de la rebaja porque esto supone un gasto de 40.000 euros», avisan.

Un paro que afectará de lleno a los ciudadanos con calefacción de gasóleo en casa en plena ola de frío o a los agricultores que necesitan que los cisternas de los centros de distribución llenen los depósitos de sus tractores. Lo mismo sucede con las flotas de autobuses o fábricas industriales que necesitan a este sector para ejercer su normal actividad.

Estudian acciones legales

La organización empresarial nacional ha resaltado que «nadie puede» obligarles a «arriesgar el patrimonio» de sus empresas «a expensas de solicitudes de anticipo que no se pueden tramitar ni que se garantiza que sean inmediatas, así como que las posteriores peticiones de devolución sean atendidas». A lo que han añadido que el Gobierno les «obliga a adelantar el dinero de la bonificación» sin haberles anticipado ni la misma «ni garantías de devolución».

Desde Codigasoil han indicado que están estudiando recurrir a acciones legales para defender la libertad de empresa ante una decisión que supondrá «la quiebra» de multitud de compañías y la pérdida de cientos de empleos por la imposición del Gobierno de que sean las distribuidoras de combustible las encargadas de adelantar el dinero público de la bonificación.

Fuente: Okdiario