NOTICIAS


28/02/2022

El ataque de Rusia a Ucrania dispara el precio del petróleo y el gas natural





"Nos esforzaremos por desmilitarizar y desnazificar Ucrania. Y también por llevar ante la justicia a aquellos que cometieron numerosos crímenes sangrientos contra civiles, incluidos ciudadanos de Rusia". Es la declaración de guerra del presidente ruso, Vladímir Putin, que ha dado luz verde a la invasión del este de Ucrania.

Inmediatamente las bolsas de todo el mundo se han teñido rojo, la de Moscú se ha suspendido y el rublo se ha desplomado. Los futuros del petróleo de Brent, el de referencia en Europa, han subido como la espuma rompiendo la temida barrera de los 100 dólares.


La gasolina, cada vez más cara: ¿llegaremos a los 150 dólares por barril?

El mercado del crudo lleva toda la semana flirteando con la barrera de los 100 dólares por barril ante las tensiones entre Rusia y Ucrania. Ayer los futuros experimentaron una ligera caída, pero finalmente se ha llegado a los 102 dólares el barril de Brent.

Es la primera vez que esto ocurre desde 2014. También el crudo de Texas se ha visto salpicado por el conflicto, y se ha situado por encima de los 96 dólares el barril.


En España, la gasolina ha llegado a los 1,589 euros el litro.

También el precio del gas natural se ha disparado: los futuros del gas natural Henry Hub (EEUU), han subido este jueves hasta los 4,82 dólares por millón de unidades térmicas británicas (un 4,17% más que en la jornada anterior), y los futuros holandeses de referencia han llegado hasta los 125 euros por megavatio-hora (un 41% más que ayer), según los datos recogidos por Newtral.

Desde JP Morgan auguran que si la crisis se convierte en un conflicto que desencadene sanciones occidentales sobre el petróleo de Rusia, que representa el 12 % del suministro mundial, los precios podrían incluso alcanzar los 150 dólares por barril.


El petróleo ruso representa el 12% del suministro mundial

Las exportaciones de petróleo de Rusia -que es además una potencia nuclear- se transportan a través del sistema de oleoductos de Transneft que conecta los campos petroleros rusos con Europa y Asia.

Con sus 1,5 millones de barriles por día, el oleoducto Druzhba suministra petróleo ruso a refinerías europeas en Polonia, Alemania, la República Checa, Hungría y Eslovaquia a través de Bielorrusia y Ucrania.

Además, Rusia es el segundo mayor productor de gas natural a nivel mundial y el mayor proveedor de Europa, representando el 16,6 % del suministro mundial total. En 2020, Rusia exportó el 37 % de su producción nacional de gas natural, y la mayor parte se destinó a Europa.

El enfrentamiento con Putin pilla ahora a Europa más lejos del invierno, pero sigue estando en una posición comprometida si deciden cortar el suministro (o si el bloque europeo aplica sanciones a la economía rusa).

Las actuales reservas no son suficientes para encarar el próximo invierno. De momento, la empresa estatal rusa Gazprom ha comunicado que el flujo de gas sigue su curso.

Pero el conflicto entre Rusia y Ucrania no es ni mucho menos el único que puede variar los precios del crudo. EEUU podría firmar una acuerdo nuclear con Irán -después de que Trump avivara el conflicto durante su mandato- que daría algo de aire a la reducida oferta.

Cuando se eliminen las sanciones de EEUU a Irán, este podría aportar 1,3 millones de barriles por día al suministro mundial de petróleo, llevando los precios a unos 90 dólares, según estiman los analistas.

Por otro lado la demanda sigue creciendo y los países productores de la OPEP + no están cumpliendo sus objetivos: "Si la OPEP+ sigue sin cumplir sus objetivos de producción de petróleo en medio de una demanda creciente y los inventarios en mínimos de varios años, los precios del petróleo seguirán bajo presión alcista y estarán expuestos a una mayor volatilidad", ha advertido la Agencia Internacional de Energía.

De momento, Rusia está atacando desde varios puntos el este de Ucrania y Kiev, con el objetivo de inutilizar infraestructuras del ejército ucranio. A medida que pasan las horas, las tropas rusas penetran más en el país mientras el bloque europeo prepara sanciones.


Fuente: Motorpasión