NOTICIAS


18/02/2022

Repsol gana 2.499 millones de euros y recupera los niveles previos a la pandemia


Su resultado operativo, que mide la marcha de sus negocios, se multiplica por cuatro, hasta los 2.454 millones




Repsol ha superado por completo el coronavirus a nivel de resultados. La compañía energética obtuvo el pasado año un resultado neto de 2.499 millones de euros, el mejor de su historia, frente a las pérdidas de 3.289 millones de euros que registró en 2020, según ha informado hoy. En el primer año de vigencia de su Plan Estratégico 2021-2025, la aplicación de las medidas orientadas a la eficiencia y a la transformación “permitieron que la compañía aprovechase el contexto de recuperación progresiva de la economía global. Con ello, se alcanzaron niveles previos a la pandemia, tanto en resultados como en la generación de caja de los negocios, que permitió una considerable reducción de la deuda neta y el impulso de proyectos renovables”, según ha explicado en una nota.

El resultado neto ajustado de Repsol, que mide específicamente la marcha de los negocios, alcanzó los 2.454 millones de euros en 2021, frente a los 600 millones de euros del año anterior. Además de superar los 2.042 millones obtenidos en 2019, último ejercicio antes de la crisis del Covid 19, este resultado muestra según Repsol “la eficacia de la nueva estrategia de la compañía”. El mejor desempeño se hizo evidente en el cuarto trimestre, en el que el resultado neto ajustado se situó en 872 millones de euros.

Repsol registró cifras positivas y superiores al ejercicio anterior tanto en el área de Exploración y Producción como en las de Industrial y Comercial y Renovables, resultados que achaca a su “modelo de negocio integrado”. En concreto, el negocio de Exploración y Producción, que obtuvo en 2021 un resultado de 1.687 millones de euros, se vio beneficiado por la senda alcista de los precios de las materias primas y por las medidas de eficiencia implementadas. Repsol prima ahora el valor sobre el volumen y ha reducido el número de países en los que está presentes a quince, con el objetivo de concentrar la actividad en las áreas en las que la compañía tiene ventajas competitivas. En lo que se refiere a los precios del crudo y del gas, el Brent cotizó en el año a una media de 70,9 dólares por barril, con un incremento sustancial respecto a principios de 2021, y el Henry Hub promedió 3,9 dólares por MBtu.

En el negocio Industrial, que registró un resultado de 606 millones de euros, la compañía destaca el desempeño del área Química. La recuperación de las ventas en movilidad y aviación, una vez superadas paulatinamente las restricciones a la movilidad como consecuencia de la pandemia con una progresiva recuperación de la demanda de combustibles, y la mayor contribución de Renovables y Generación Baja en Carbono al Grupo impulsaron también los resultados.


Otros parámetros

Repsol generó una caja operativa de 5.453 millones de euros, un 70% superior a la del ejercicio anterior, impulsada por un Ebitda -resultado bruto- que se incrementó de forma significativa en todos los negocios hasta sumar 8.170 millones de euros. El flujo de caja libre aumentó un 43%, hasta 2.839 millones de euros, gracias al desempeño del negocio de Exploración y Producción, según ha explicado la firma.

Durante el pasado ejercicio, Repsol aumentó sus inversiones en un 30%, hasta los 2.994 millones de euros, de los que 829 millones se destinaron al negocio de Comercial y Renovables. Además, la energética redujo su deuda en 1.016 millones de euros, un 15% respecto a 2020, situándose en 5.762 millones de euros. Su liquidez al cierre del ejercicio ascendía a 10.606 millones de euros, suficiente para cubrir 2,95 veces los vencimientos de deuda a corto plazo.

La retribución a los accionistas ha sido otra de las prioridades del ejercicio de Repsol. La mayor generación de caja derivada de un comportamiento de los precios de las materias primas superior al escenario del Plan Estratégico, unida al buen desempeño de los negocios, le permitieron mejorar la remuneración a los accionistas para 2022 respecto a lo anunciado inicialmente en el Plan. Así, el consejo de administración propondrá a la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas una mejora del dividendo en efectivo de un 5%, hasta los 0,63 euros por acción, junto con una reducción del capital social, mediante amortización de 75 millones de acciones propias, representativas aproximadamente del 4,91% del capital social de Repsol a 31 de diciembre de 2021.


Fuente: La Razón