NOTICIAS


17/01/2022

Patentado un nuevo sistema de producción de hidrógeno puro sin electricidad


Una nueva patente registrada por Phillips Export Company detalla un método mediante el cual es posible crear hidrógeno puro sin necesidad de electrolisis y con la generación de hidróxido de aluminio como único subproducto.




La investigación en torno a la producción de nuevas energías verdes y sostenibles sigue su curso de manera imparable y los avances conseguidos por la comunidad científica así lo corroboran. Y el campo del hidrógeno es uno de los que más está evolucionando en los últimos años, pues no en vano son muchas las empresas y organizaciones las que consideran este elemento como clave en la descarbonización de la industria y la automoción.

En este sentido, la empresa Phillips Export Company ha dado un paso adelante al registrar la patente de un nuevo sistema con el que producir hidrógeno puro y limpio independientemente de la velocidad y presión del proceso y con la única limitación impuesta por el diseño de la cámara de producción.

El proceso convencional de obtención de hidrógeno utiliza la electrolisis como catalizador. Sin embargo, en el proceso de PEC no se requiere energía eléctrica durante el funcionamiento del proceso para producir hidrógeno. En realidad, la única energía eléctrica requerida es destinada a las operaciones de control y bombeo de combustible en la cámara de producción.


El proceso produce hidrógeno puro

Los únicos combustibles requeridos son agua y aluminio. Mientras que la primera puede ser agua del grifo o incluso del mar, pues no se requiere agua desionizada o purificada, el metal se añade en forma de pellets o latas de aluminio molidas. Otra ventaja es que el proceso utiliza un catalizador que no se consume, lo que hace que el coste del mismo sea muy bajo una vez añadido por primera vez.

El catalizador utilizado en el proceso divide eficientemente el agua, retiene el oxígeno en el líquido y libera hidrógeno puro para su uso como combustible o para su uso como suplemento de combustible. Cuando el hidróxido de aluminio se seca, se convierte automáticamente en óxido de aluminio (Al2O3), que se puede vender a un precio superior al de los pellets de aluminio utilizados para el combustible. Este es el material abrasivo más utilizado en el mundo y también es la materia prima para la producción de materiales cerámicos.

Este método de producción está optimizado para la producción de hidrógeno de alto volumen, alto caudal y bajo coste. La energía utilizada para impulsar el proceso proviene de la liberación exotérmica de calor durante la conversión química de agua en hidrógeno y Al2O3. Howard Phillips, inventor de CC-HOD, anunció que «el proceso estará disponible para su uso por laboratorios de investigación o para la producción comercial».


Fuente: Motor.es