NOTICIAS


14/01/2022

Usar un automóvil de gas natural ya es tan caro, o más, que uno de gasolina


El precio del GNC para automoción se ha doblado en una semana hasta 2,2 euros el kilo. Hace un año, costaba apenas 0,80 euros.




Las empresas de transporte que sacaban provecho de la tecnología de sus camiones y flotas a base de GNC (gas natural comprimido) o GNL (gas natual licuado) pierden sus ventajas. Los aproximadamente 40.000 usuarios de vehículos propulsados por este combustible también están que trinan: su apuesta por el ahorro y la ecología se ha ido a pique debido al precio del combustible, que se ha disparado en los mercados hasta el doble de lo que suponía hace apenas seis meses.

De este modo, si a comienzos del año pasado el precio era de 0,80 por kilo, a finales de diciembre ya costaba 1,1 euros y en 2022 ha arrancado a 2,20 euros el kilo de GNC para automoción.


EL CASO DEL SEAT ARONA

El impacto de esta subida lo podemos ver sobre dos versiones del Seat Arona, el coche nuevo más vendido en España el pasado año. La que puede usar GNC, con una potencia de 90 CV, tiene un precio de 20.440 euros y un depósito de GNC de 13,8 kilos. Como el consumo medio homologado (ciudad, carretera y autovía) es de 3,7 kilos cada 100 km, recorrer esta distancia cuesta, a los precios actuales, 8,22 euros. Al precio de hace un año, habrían sido menos de tres euros.

El Arona con el mismo acabado, pero sólo de gasolina, tiene un precio de 18.340 euros, más potencia (95 CV) y un depósito de 40 litros. Con un consumo medio de 5,4 litros, al precio medio de la gasolina hoy (sobre 1,47 euros), cada 100 kilómetros saldrían por 7,93 euros. Hace un año, habrían sido 6,46 euros (con la gasolina de 95 octanos a 1,2 euros)

Es decir, que se ha desvanecido la gran ventaja de las variantes de GNC, lastradas también en precio y por la merma en el maletero (de 400 a 282 litros en el caso del Arona) por el hueco que requieren los depósitos de gas y el de gasolina que funciona a modo de reserva por si no encontramos una gasinera, y que solo tiene 9 litros de capacidad. El único privilegio que conserva (todavía) es la etiqueta ECO, por la C de la versión sólo de gasolina.


PETICIONES AL GOBIERNO

La asociación Gasnam, que fomenta el uso del gas en el transporte, pide ahora al Gobierno "que aporte las soluciones adecuadas para la descarbonización del transporte pesado y que considere el gas natural como un vector clave en el proceso de descarbonización y el puente necesario el uso de los gases renovables sin dejar atrás a las empresas que han sido pioneras en la lucha contra el cambio climático".

El encarecimiento del transporte de mercancías o de personas trastoca todo el equilibrio que existía antes de esta escalada de precios que, aunque suene a coyuntural, casi nadie ve una fecha para que se rebaje.


SIN ALTERNATIVA DE BIOGÁS EN ESPAÑA

En esta situación, Gasnam pide el apoyo del Gobierno a las "empresas pioneras en el transporte sostenible" que "han hecho una apuesta más decidida por descarbonizar el transporte contribuyendo a la reducción de emisiones de CO2".

La principal asociación ibérica de fomento del gas natural en el transporte recuerda que lleva años clamando por el desarrollo del biogás en nuestro país sin haber hallado respuesta por parte de las admnistraciones y empresas energéticas. Y en consecuencia "ante la crisis que estamos viviendo actualmente España se encuentre sin alternativa".

Ganvam pone como ejemplo a Francia, Italia o Alemania, que "ofrecen en sus surtidores gas renovable a los transportistas, producido localmente a partir de sus propios residuos, España aún no disfruta de esta realidad, a pesar de contar con un importante potencial de producción". Los camiones de GNC o GNL, recuerda esta asociación, "pueden emplear biogás sin realizar ningún tipo de modificaciones".

La cuota de matriculaciones de vehículos a gas en España fue del 1,78% del global de ventas en 2021.


Fuente: El Mundo