NOTICIAS


11/01/2022

Los coches de GNC: ya es más caro de utilizar que los gasolina


Son varias las alternativas a los combustibles tradicionales, pero no siempre cuentan con una gran ventaja. Es lo que les está ocurriendo a los usuarios de vehículos de GNC.




En los últimos años han surgido numerosas alternativas a los motores de combustión tradicionales que todos conocemos y que todos los conductores hemos utilizado, al menos alguna vez. Estamos hablando de alternativas como los sistemas de propulsión híbridos, con cierta electrificación en su esquema de impulsión, o los motores capaces de funcionar con gases derivados del petróleo, como el GLP (gas licuado de petróleo) o el GNC (gas natural comprimido).

Es cierto que la llegada de la electrificación es cada vez más evidente, hasta el punto de que actualmente es casi imposible encontrar un fabricante de automóviles que no cuenta con al menos un modelo 100% eléctrico o híbrido enchufable en su gama de modelos, una electrificación que sigue avanzando, cada vez más rápido, para ofrecer una alternativa sólida a los motores de combustión. De cualquiera manera, son muchos los conductores que a día de hoy utilizan vehículos dotados con motores capaces de funcionar con GLP o con GNC.

En el caso de estos vehículos, los usuarios adquieren estos modelos seducidos, principalmente, por dos argumentos frente a los que los motores tradicionales de gasolina y diésel sin hibridación no pueden competir:

Etiqueta ECO: en nuestro país, la Dirección General de Tráfico otorga el distintivo medioambiental ECO a los vehículos que utilizan motores térmicos bifuel de GLP o GNC, lo que les permite acceder a una serie de ventajas, principalmente administrativas y económicas, a la hora de utilizar el vehículo sobre todo en entornos urbanos.

Bajo coste de utilización: los motores que utilizan GLP suelen consumir del orden de un 10% más que un motor equivalente alimentado por gasolina, pero el coste del litro de GLP es mucho menor (un 40-50% inferior) que el de la gasolina, mientras que el coste del GNC también es del orden de un 40-50% inferior al coste de llenar un tanque de gasolina.


La gran trampa del GNC en 2022

2022 acaba de empezar y sin embargo ya son muchos los usuarios de vehículos alimentados por GNC que se están encontrando con un grave problema: el precio de este combustible se ha multiplicado en apenas unos días, de manera que si a finales de 2021 el precio medio del GNC que se suministraba en las aproximadamente 100 "gasineras" repartidas por nuestro país era de 1.19€/kg (un turismo medio consume unos 3 kg de GNC cada 100 km), apenas unos días después de haber arrancado 2022 el precio medio se sitúa ya en los 1.49€/kg, lo que supone una subida que ronda el 30%.

No es todo: en algunas estaciones de servicio los usuarios de este tipo de combustible han llegado a encontrarse precios superiores a los 2€/kg, lo que supone prácticamente doblar el precio en apenas unos días, dando al traste con todo el ahorro que podría suponer utilizar el gas natural comprimido en los desplazamientos diarios. Si echamos la vista atrás, los datos son aún más preocupantes. En apenas un año el precio medio del GNC para automoción ha pasado de 0,845 €/kg en enero de 2021 a los mencionados 1.49€/kg, lo que supone casi duplicar el precio.


Fuente: La Sexta