NOTICIAS


10/01/2022

Petróleo y gas natural rescatan los tráficos del Puerto de Huelva


Las buenas cifras de noviembre permiten a los muelles onubense superar lo conseguido el año pasado
Están a falta de dos millones de toneladas de llegar a los 30 millones




Con sólo uno más de los 195 barcos que hicieron escala en el Puerto de Huelva a lo largo de noviembre, sus tráficos habrían conseguido marcar un registro histórico para el undécimo mes del año y sobrepasar por segunda vez en este ejercicio, los tres millones de toneladas movidos en sus muelles en un mes (la vez anterior fue en agosto). Aún así, el buen mes permite conseguir plasmar la recuperación que se intuía en los tráficos pero que no estaban reflejadas en las cifras anuales que comenzaron con resultados no tan alentadores. El balance anual se ha dado la vuelta cuando quedan menos de treinta días para cerrar el año y todo hace prever que el definitivo pueda estar más cerca incluso de los 31 millones de toneladas, algo que, sin duda sería un éxito, que de los 30 millones.

Por primera vez en lo que llevamos de año, los tráficos portuarios en Huelva están por encima de los del año pasado. El buen comportamiento de los movimientos, unido al pésimo del mes de noviembre de hace un año, han hecho que de números rojos, pasen a registrar un incremento que se aproxima al 2% acumulado. Más de 28 millones de toneladas en once meses es un balance más que respetable, más aún si se tiene en cuenta las especiales características del Puerto de Huelva que le hacen más expuesto a las condiciones de cese de movilidad que la pandemia ha originado en todo el mundo.

Una vez que éstas se han suavizado, con los aviones en el aire –aunque todavía no en los niveles anteriores a la pandemia–, el petróleo ha multiplicado por cuatro lo que se movió en noviembre del año pasado, lo que hace que el petróleo crudo esté en disposición de terminar el año con cifras en positivo.

A esto hay que añadir el otro gran impulsor de los movimientos en los muelles onubenses, el gas natural licuado. Con el cierre del gasoducto de Argelia que discurría por Marruecos hasta las costas de Cádiz, la tubería que llega hasta Almería, a pesar de que se ha incrementado su flujo, no da abasto para satisfacer la demanda interna nacional, por lo que la llegada en buques metaneros es la única alternativa razonable para su suministro.

Tal y como adelantó Huelva Información, los muelles onubenses tienen en este tráfico un papel estratégico, toda vez que los puertos de Sagunto y Cartagena están al límite de su capacidad de regasificación. Esta estrategia se ha visto confirmada por los números del pasado mes de noviembre, donde el gas natural duplica las toneladas alcanzadas hace un año, con lo que se supera el factor de estacionalidad. Los movimientos de GNL acumulados en lo que va de año, han aumentado casi un 8% y, según ha podido saber Huelva Información, para este mes de diciembre hay previstas siete escalas de buques metaneros en las instalaciones de Enagás, con lo que es previsible que ese número siga creciendo.

Estos dos tráficos han impulsado a los graneles líquidos a superar en un 1,53% las cifras del año pasado. El otro apartado y que difiere del comportamiento observado en la mayoría de puertos españoles es el de los graneles sólidos. La descarbonización de la economía y la ausencia de este material de sus muelles, hacen que estos tráficos se resientan en todos los muelles. No obstante, la importación de grandes cantidades de maíz, han servido para casi duplicar los tráficos en noviembre y anotarse un incremento de un 5,54% anual que le permite llegar a los 4,6 millones de toneladas anuales y ser el segundo capítulo que más aporta al movimiento general.

La mercancía general, uno de los pilares de la estrategia de diversificación emprendida por el Puerto de Huelva, también comienza a dar signos positivos y en noviembre consiguió un aumento de un 20,8%, aunque en el total anual todavía pierde cerca de un 10%, complicado de recuperar en el mes que queda del ejercicio. La otra pata de esta iniciativa, los contenedores, sufren desde hace meses una crisis global de la que el Puerto de Huelva no es ajena. La salida de la economía china de la crisis provocada por la pandemia, hace que este país acapare y pague a precios sin posible competencia, todos los teus que sean capaces de suministrarle por parte de las navieras, lo que hace que los fletes se encarezcan y que no haya suficientes unidades para rutas no tan rentables.

También merece ser destacado el apartado de la pesca. Desde la entrada en funcionamiento de la lonja pesquera, las ventas han subido de una manera más que apreciable. De hecho en lo que va de año han sufrido un incremento superior al 9%, lo que refrenda la apuesta por las nuevas instalaciones.

Los cimientos para que 2022 sea el año del despegue definitivo están sobre la mesa y parecen dispuestos a confirmar que el Puerto de Huelva ha dejado atrás los malos resultados.


Fuente: Huelva Información