NOTICIAS


07/12/2021

El petróleo vuelve a fluir a cuenta del optimismo


Las buenas noticias sobre la peligrosidad de la nueva variante ómicron revierten con fuerza en el mercado bajista que ha afectado especialmente al precio del crudo, que ya había agudizado sus caídas en las últimas seis semanas. Ahora el mercado parece reverdecer al calor de un mayor optimismo reinante entre los inversores y su esperado menor impacto en la recuperación.




Casi nadie parece apostar ya por un barril de Petroleo Br Sp ADR por encima de los 100 dólares el barril, haga el frío que haga en el hemisferio norte en este invierno que está por llegar. Los augurios llegaban ante una marcada recuperación con cotas de producción claramente controladas y nadie esperaba varios acontecimientos: por un lado, la rebelión conjunta de los grandes consumidores como Estados Unidos y China y, por el otro, la llegada de la variante ómicron.

No hay que subestimar el poder de las dos grandes potencias mundiales y consumidores de crudo en el mundo y su influencia. Y mucho menos la liberación de reservas de Estados Unidos o el posible reingreso de Irán al mercado. Y tampoco nadie esperaba que llegara con fuerza una variante con hasta 30 posibles variantes con una contagiosidad muy superior a la, ahora mismo reinante en el planeta, Delta.

Estos dos factores han variado un mercado más que alcista, que desde finales de noviembre ha empezado a revertir y que consolida, además, seis semanas consecutivas de pérdidas en el mercado del crudo, con un Brent retrocediendo del orden de un 15% según los datos de Bloomberg y recortaba su gran avance desde principios de año al 35%.

Todo ello mientras se relativiza, tras el fuerte impacto inicial, el efecto ómicron, que, a pesar de su elevado nivel de contagiosidad, tras los primeros análisis de la variante, no parece ser tan virulenta como ahora se estimaba con caída desde el 26 de noviembre a plomo de todo en los mercados financieros. Aunque todavía se trata de los primeros indicios incluso el asesor principal en sanidad de la Administración Biden, Anthony Fauci califica las noticias de optimistas.

En su gráfica de cotización observamos que esta materia prima recupera un 8,85% en las últimas cinco sesiones cotizadas, a pesar de que, en el último mes, el recorte alcanza el 9,28% para el petróleo. En tres meses solo sube un 3,28% pero en el año mantiene ganancias del 45% que se encuentran en alzas del 53,2% desde diciembre del pasado año.

De hecho, las noticias de la OPEP + no movilizaron desde la pasada semana al mercado. Producción, que a partir del próximo mes de enero se elevará en 400.000 barriles diarios, aunque tras la explosión inicial de ómicron, objetaban que se harían los ajustes inmediatos en el mercado si cambiaban las condiciones. Una noticia esperada, que pasó por el mercado sin pena ni gloria ni modificaciones importantes en el precio del crudo.

Entre los expertos del mercado, desde Deutsche Bank consideran que los precios del crudo caerán por debajo de los 60 dólares en el próximo ejercicio. Consideran además que es momento de hacer una pausa compradora en el mercado del crudo. Aunque no todos los analistas están de acuerdo. Desde JPMorgan apuestan por precios de 125 dólares para el Brent en 2022 y hasta 150 dólares en 2023. De hecho, respecto a la OPEP + consideran que durante el próximo ejercicio podrían elevar incluso más la producción para acercar el mercado al equilibrio.

Aunque la llegada de la variante ómicron también ha llevado a algunas firmas a recortar sus expectativas.Es el caso de Morgan Stanley, que de sus 95 dólares barril en el primer trimestre de 2022 lo ha revisado a la baja hasta los 82,50 dólares. La incertidumbre sobre la evolución de la última variante del Covid-19 está haciendo mella en el mercado, señala el banco de inversión, con lo que se produciría un superávit ya en los primeros tres meses del próximo ejercicio.


Fuente: Estrategias de Inversión