NOTICIAS


08/11/2021

El primer camión de hidrógeno de España nace en Euskadi con Cikautxo y Tecnalia


La empresa vasca y el centro tecnológico participan en un consorcio empresarial que en tres años tendrá un prototipo que haga rentable el uso de esta energía en vehículos pesados




La empresa vasca Cikautxo y el centro tecnológico Tecnalia toman posiciones para colocarse en los primeros puestos de la carrera del hidrógeno. Ambas forman parte del primer consorcio totalmente español que pondrá en marcha un camión propulsado por hidrógeno y electricidad, capaz de llevar hasta 40 toneladas.

Junto a Tecnalia y Cikautxo participan en el consorcio que lidera Técnicas Reunidas las empresas Avia Ingeniería, Carbotainer, Idneo, Fractalia y FM Logistic, además del Centro Nacional del Hidrógeno, el Instituto de Tecnología Química, las Universidades Autónoma y Complutense de Madrid y Eurecat.

El proyecto, financiado por fondos del Centro para el Desarrollo Técnico Industrial (CDTI), quiere ser un "banco de ensayo para dar un paso más en el hidrógeno verde", que según señala Miguel Allende investigador de Tecnalia, "ha venido para quedarse".

El objetivo es conseguir un prototipo de camión propulsado por hidrógeno verde y por electricidad, que se espera que esté en periodo de pruebas en 2023.

El reto es conseguir que este vehículo sea rentable -porque la tecnología de hidrógeno es cara todavía- y que tenga el menor peso posible, para no restar capacidad de carga al vehículo.

"Cada socio del consorcio hace una parte diferente del vehículo y su participación en el proyecto tiene el objetivo de mejorar la tecnología aplicada a esta fuente de energía", señala.

La iniciativa se estructura en tres ámbitos diferentes. Por un lado la creación de un nuevo sistema inteligente para la producción descentralizada de hidrógeno de baja huella de carbono; por otro la creación de la cabeza tractora de camión que funcione con este combustible y por último un sistema que permitirá interconectar la totalidad de la flota, buscando así una mejor comunicación y navegación de los vehículos.


Nuevos proyectos de industrialización

El papel de Cikautxo en la iniciativa, en la que invertirá 1,5 millones de euros, se basará en el desarrollo de la parte del tanque de hidrógeno de la cabina tractora del camión, así como el circuito de refrigeración de la célula de fuel que lo propulsará.

El proyecto "abrirá las puertas a Cikautxo para la ejecución de proyectos para su industrialización, lo que implicará inversiones en equipamiento y maquinaria para producir en serie dichos componentes y circuitos", una vez que esté ultimado el prototipo de camión en 2023, según señala Amaia Aulestia, directora de I+D de Cikautxo.

La apuesta por el hidrógeno de esta empresa "absorberá parte de los 60 millones de euros de inversión" que la empresa tiene previstos materializar hasta 2025, ya que gran parte de ese montante "se destinará a tecnologías que permitan adaptar su capacidad fabril a productos orientados a vehículos eléctricos, tanto de batería como de hidrógeno, al desarrollo de materiales sostenibles medioambientalmente que reduzcan la huella de carbono y procedan de fuentes menos fósiles, al aligeramiento de los componentes del vehículo, así como a la implantación de las tecnología 4.0".

Por su parte, Tecnalia como centro tecnológico se ocupa del control y desarrollo de practicamente todo el proceso. Así, además de colaborar con Cicautxo en sus desarrollos, lo hace con Técnicas Reunidas, líder del proyecto, en el desarrollo de un nuevo sistema de producción de hidrógeno y en la investigación de tecnologías innovadoras de membranas para maximizar la producción de hidrógeno de baja huella de carbono garantizando la eficiencia y la sostenibilidad de los procesos.

Tecnalia también colabora con Avia en la transformación de una cabeza tractora de camión que utilice el hidrógeno como combustible en base a las condiciones especificadas por la empresa FM Logistic para que sea capaz de propulsar hasta 40 toneladas.

Partiendo de esta arquitectura crearán gemelo digital como base para el posterior de desarrollo e implementación de las estrategias de control sistema propulsor de tipo FCEV (Fuel Cell Electric Vehicle).

El proyecto también supone crear una flota interconectada, y maniobras automatizadas en hub logístico de FM Logitic, con una flota de camiones que vuelvan a su centro logístico para recargar . Para ello, FM Logistic junto con Tecnalia trabajan en la simulación e implementación de un piloto de estas maniobras, combinando sensórica y control en la infraestructura del hub logístico y en el camión.

Idneo, por su parte, se encarga de las comunicaciones entre vehículos e infraestructuras mediante la red 5G, que hagan posibles las maniobras automatizadas, así como otros servicios avanzados, mientras que Fractalia en colaboración con el centro tecnológico vasco se encarga del desarrollo de una plataforma de computación y visualización avanzada para la gestión integral optimizada de toda la cadena de valor: producción de fuel -aprovisionamiento y uso en vehículo- y gestión de la flota, considerando en tiempo real los costes de operación y la huella medioambiental.

En 2023 se espera tener ya un prototipo de camión que permita más adelante desarrollar un vehículo comercial.

"El vehículo que se hace en este tipo de proyectos no es para venta, es un demostrador para cada uno en sus empresa abrir una vía de negocio nuevo. Es una plataforma opara estas empresa para poder hacer luego un producto propio". señala Miguel Allende. En definitiva, lo que interesa es tener esta tecnología "cada vez más cerca", "más local", dice, porque es lo que van a pedir en el futuro los clientes de estas empresas que participan en el consorcio.

Recuerda que hace 10 años ya hubo un pico de hidrógeno "pero ahora ha venido para quedarse", y de hecho, Tecnalia ya tiene otros dos proyectos similares sobre la mesa relacionados con este tipo de energía verde.


Fuente: Crónica Vasca