NOTICIAS


15/09/2021

Los inconvenientes de utilizar gasolina low cost que perjudican a tu coche


Dependiendo del tipo de gasolina que usemos puede que el motor de nuestro coche se vea perjudicado.




Como consumidores tenemos que hacer frente a la subida constante de algunos productos de consumo que son más que necesarios. Es el caso por ejemplo de la luz o también de la gasolina, pero en este caso puede que la solución de muchas personas sea la de elegir aquella que cuesta menos lo que podría ser todo un error a la larga. Veamos a continuación, cuáles son los inconvenientes de utilizar gasolina low cost que perjudican a tu coche.


Los inconvenientes de utilizar gasolina low cost que perjudican a tu coche

Aunque la subida de la gasolina es a veces de pocos céntimos, esto puede traducirse en un gasto elevado si tenemos en cuenta el tanque en el que repostamos, así como la cantidad de litros con los que llenamos el depósito del coche. Por ello es importante saber donde repostar y más si tenemos que coger el coche a diario.

De este modo, si sabemos elegir bien es posible que incluso podamos ahorrarnos hasta 5 euros en gasolina, pero por otro lado está la cuestión de la gasolina low cost sobre la que siempre surge la duda si es o no perjudicial para nuestro coche. Pero lo cierto es que no tiene porqué ser mala para nuestro vehículo. De hecho, como cualquier otro carburante que encontramos en las gasolineras o estaciones de servicio de nuestro país, la gasolina considerada low cost, está regulada por la Ley de Hidrocarburos y la gestiona por la misma empresa, CLH, que el resto de gasolina. Por ello, cualquier combustible que se encuentra en las diferentes gasolineras del territorio español es de la misma calidad.

La única diferencia tendrá que ver con el modo que en el que empresas y marcas de gasolineras presentan su producto. Es decir, la gasolina perteneciente a empresas que son más caras tendrá aditivos que en todo caso lo que van a hacer es mejorar el rendimiento del motor, mientras que la más barata ofrece el carburante simple.

Otra diferencia es que las gasolineras que venden gasolina «low cost», como la que solemos encontrar en los supermercados suelen tener un servicio limitado con respecto al resto de gasolineras convencionales. Es decir, son de autoservicio o no tienen personal, lo que facilita que puedan ofrecer gasolina a un precio más bajo.


¿Y los carburantes modificados?

En el caso de la gasolina low cost tenemos que marcar una tercera diferencia ya que nada tiene que ver con los llamados carburantes modificados dado que estos sí que pueden ser bastante perjudiciales para nuestro coche. No son legales, dado que no cumplen los requisitos mínimos de calidad, por lo que no solo no se pueden vender sino que tampoco se pueden distribuir así que debemos evitarlos a toda costa.


¿Cuáles son los tipos de carburantes?

Por último, tenemos que hablar de los tipos de carburantes que podemos encontrar para repostar nuestro coche si bien seguro que ya sabrás que podemos encontrar gasolina con varios nombres como gasolina 95 o 98 o gasolina E85 pero que tienen además distintos precios. Sin embargo en este caso no podemos elegir la que sea más barata sino que aquella que requiera el motor de nuestro coche. En ese sentido por ejemplo para un turismo es mejor elegir la gasolina 95, mientras que a un deportivo le irá mejor la 98.


Fuente: https://okdiario.com/curiosidades/inconvenientes-utilizar-gasolina-low-cost-que-perjudican-tu-coche-7781616