NOTICIAS


24/06/2021

Precio del petróleo: los expertos no descartan que supere los 100 dólares


El precio de los barriles de crudo Brent y WTI, ya han superado los 70 dólares. Varios expertos no descartan que el petróleo puede llegar a los 100 dólares en algún momento durante el próximo año en los mercados.




El mundo está pendiente de cómo la inflación puede alterar las condiciones previas que se habían marcado.

Uno de los productos que está en el foco por el repunte de precios que está generando es el petróleo. Los barriles de Brent y WTI han superado ya los máximos del 2019 y, con las expectativas que hay sobre el repunte de la actividad, los expertos empiezan a ver que el oro negro puede volver a alcanzar niveles no vistos desde el año 2013: por encima de los 100 dólares.

Los precios del petróleo podrían subir por encima esta cota el próximo año si las tendencias de la demanda siguen mejorando. Así al menos lo ve el analista de Bank of America, Francisco Blanch, en un reciente informe al que ha tenido acceso Business Insider España.

El informe da más posibilidades a que se termine alcanzando ese precio objetivo que llevan ya marcando en el horizonte muchos traders, pero que hasta ahora ha recibido relativamente poco respaldo de los analistas de Wall Street. El crudo Brent, el barril de referencia internacional, subió un se encuentra ya sobre los 15 dólares, lo cual es su nivel más alto desde octubre del 2018.

El activo ha subido por encima de los 100 dólares varias veces en las últimas dos décadas, pero las posibilidades de que eso vuelva a ocurrir parecían disminuir a medida que cambiaba la dinámica de la industria.

“La perforación de esquisto en Estados Unidos se volvió tan productiva a mediados de la última década que parecía que la oferta siempre se mantendría lo suficientemente alta como para mantener bajos los precios, independientemente de lo que hicieran la OPEP y otros países productores de petróleo”, explican desde RBC Capital en una nota distribuida a sus clientes.

“Es casi seguro que los coches eléctricos provocarán una caída de la demanda de petróleo, pero el año pasado se dio la vuelta a esas suposiciones”, añaden.

Desde Trafigura Group hasta Goldman Sachs Group, también concretan que el petróleo podría alcanzar los 100 dólares nuevamente en las condiciones adecuadas.

La perspectiva cada vez más optimista para el petróleo se suma a la presión sobre la coalición OPEP+ liderada por Arabia Saudita y Rusia para limitar la producción. Si bien Riad ha señalado que prefiere actuar con cautela, un mercado mundial cada vez más estrecho podría obligar a la alianza a abrir un poco los grifos.

El COVID-19 hizo que los precios del combustible cayeran y obligó a los productores a reducir la velocidad de perforación. Sin embargo, lo que se produjo a continuación ha sido una auténtica sorpresa para los agentes del mercado.

En lugar de retomar sus viejas costumbres cuando la demanda de combustible se recuperó nuevamente, la mayoría de los productores se contuvieron para ahorrar liquidez y mantener sus balances bajos: la producción de petróleo estadounidense está casi un 12% por debajo de sus niveles máximos, y pocos analistas esperan que la actividad vuelva a dinamizarse.

La OPEP también ha restringido las perforaciones. “Eso significa que la demanda de combustible está aumentando, pero la oferta aún no se ha recuperado, lo cual empuja los precios al alza”, resaltan desde JPMorgan en una nota reciente.

El petróleo que se había almacenado durante los cierres de Covid ya se ha extraído y utilizado, y los inventarios de petróleo están por debajo de sus niveles históricos en los países desarrollados.

Factores que pueden impulsar al petróleo al alza en el próximo año Blanch no espera que el petróleo se mantenga por encima de los 100 dólares el barril en el presente ejercicio, pero cree podría llegar brevemente a esa cota el próximo año. “El precio objetivo para el Brent es de 68 dólares este año y 75 dólares en 2022, con picos en los que se puede superar los 100 dólares”, asegura.

El experto piensa que hay 3 factores principales que impalsan los aumentos de precios.

“Primero, hay mucha demanda de movilidad reprimida después de las restricciones durante 18 meses”, escribe.

“En segundo lugar, el transporte público se retrasará, lo que aumentará el uso de vehículos privados durante un período prolongado de tiempo, mientras que, en tercer lugar, los estudios prepandémicos muestran que el teletrabajo podría trasladarse en más kilómetros conducidos, ya que trabajar desde casa se traduce, a veces, en desarrollar cierta actividad desde el automóvil”, apunta.

El analista de Bank of America, Doug Leggate, como consecuencia de este escenario ajusta sus recomendaciones sobre las acciones vinculadas al petróleo a la luz de los nuevos precios objetivos. “Ahora no es momento de vender ningún activo y hemos actualizado la calificación de Marathon Oil a neutral”, asegura.

Sus nombres favoritos son Exxon Mobil, Occidental Petroleum, Hess, Diamondback Energy y Devon Energy.

Fuente: Bussines Insider.