NOTICIAS


23/04/2021

El gas y los derechos de CO2 disparan un 60 % el precio de la electricidad





El precio de la electricidad en el mercado mayorista ha subido en los primeros quince días de abril un 60 % con respecto al cierre de marzo y se sitúa en 58,13 euros/megavatio hora (MWh), impulsado por la subida del gas y los derechos de CO2 (dióxido de carbono), y está un 60 % por encima de la media de un mes de abril de los últimos cinco años.

Según los analistas del grupo de consultoría energética ASE, si se compara con abril del año pasado, en que España tenía confinada a la población e, incluso, paralizó una semana en ese mes toda la actividad no esencial para frenar la pandemia del coronavirus, el precio es ahora más del triple que entonces (un 229 % superior).

La subida de abril de este año se debe a los altos precios del gas en los mercados internacionales y de los derechos de emisiones de CO2.

El precio de estos últimos ha subido un 4,5 % en abril y acumulan una subida del 36 % en lo que de 2021.

La cotización de las emisiones de CO2, que se encuentran en torno a los 45 euros por tonelada, se ha triplicado si se compara con la de abril del año pasado, en que el precio rondaba los 15 euros por tonelada.

Los precios del gas, que se ha encarecido por la demanda asiática, las bajas temperaturas y los precios del CO2, se han triplicado (un 200 %), con la consiguiente repercusión en los mercados energéticos en Europa.

Hace un año la demanda asiática de gas estaba hundida y Europa recibía todos los excedentes de gas natural licuado (GNL), con lo que pudo disponer de un alto nivel de depósitos y el precio se desplomó a mínimos históricos.

A principios de 2021, la situación se dio la vuelta y Europa ha tenido que competir con los países asiáticos para atraer la oferta de GNL.

El tirón de la demanda de China e India, junto a una intensa ola de frío en enero, provocó fuertes subidas de los precios al comenzar el año.

Europa también ha pasado un invierno frío, lo que ha elevado la demanda y los precios, y los niveles de almacenamiento de gas están al 25 %, la mitad que hace un año.

Los analistas del grupo ASE, que recuerdan que en el mercado TTF holandés (el de referencia en Europa) cotiza a 20 euros/MWh -el triple que hace un año-, señalan que la situación se normalizará al estar ya al final de la temporada de gran consumo de gas en Europa y a que las importaciones de GNL están creciendo a buen ritmo desde marzo.

De cara al verano se espera que Europa atraiga más excedentes por la caída de la demanda estacional en Asia, lo que permitiría llenar los almacenes y una cierta relajación de los precios.

En este contexto, las renovables están incrementado sus márgenes de beneficio, al beneficiarse del sobrecoste, de entre 15 euros/MWh y 17 euros/MWh, que las emisiones de CO2 suponen para los ciclos combinados, que son los que marcan el precio final para todos los operadores en el mercado mayorista.

La generación renovable ha cubierto en la primera quincena de abril el 53 % de la demanda eléctrica, aunque no es suficiente para anular el impacto de la subida del precio de los derechos de CO2.

Aunque la demanda ha crecido en España, sobre todo si se compara con el mes de abril del año pasado, en la fase más dura del confinamiento, aún no se ha recuperado al nivel previo a la pandemia.

En cuanto a los mercados de futuros, el precio en España para el tercer trimestre de 2021 ha subido un 5 %, hasta los 64,25 euros/MWh, y para el cuarto trimestre alcanza los 63 euros/MWh.

Para el año 2022, el crecimiento es del 7,3 %, hasta los 55,5 euros/MWh, por debajo del precio del mercado francés -57,1 euros/MWh-, que ha subido un 1,4 %, y del alemán -57,8 euros/MWh-, que ha subido un 1,8 %.

La subida del precio del CO2 está presionando al alza a los mercados de futuros europeos, pero en España el impacto es menor al depender menos del carbón, y los futuros de España a cinco años se sitúan 10 euros/MWh por debajo de los de Alemania.

Fuente: El Periódico de la Energía.