NOTICIAS


09/04/2021

España puede hacer frente al bloqueo de Suez con reservas de crudo para 3 meses


El incidente ya se nota en el petróleo, que se encarece un 6,5 % en tres días




De Asia y de la costa oriental de África llegan a España en barco petróleo, gas natural, materias primas y alimentos, como piñas, frutas tropicales, café de Etiopía o Kenia, especias, arroz, té, coco, aceite de palma... Y todo está atascado en el canal de Suez, por culpa del portacontenedores panameño Ever Given. Pero que no cunda el pánico. No demasiado, al menos, porque sí, se pueden producir en España «situaciones puntuales de desabastecimiento, tanto en productos de consumo final como en bienes intermedios o materias primas y productos energéticos», avanza Emilio González, profesor de Economía en la Universidad Comillas-ICADE. Todo dependerá de cuánto tiempo se resista el Ever Given a liberar el paso marítimo de Egipto.

España no tiene petróleo. Lo importa casi en su totalidad. El año pasado, según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), el país compró casi 55 millones de toneladas de crudo, que llegaron de una veintena de Estados. Una cesta muy diversificada a propósito, precisamente para evitar posibles desabastecimientos si se producen problemas como el de Suez. Los grandes exportadores a España fueron Nigeria, en la costa atlántica de África, y México. Sin embargo, Arabia Saudí fue el tercer suministrador de oro negro, ahora bloqueado en el canal. ¿Podremos vivir sin él? Emilio González considera que sí, de momento, sobre todo porque las compañías petroleras de España están obligadas a mantener unas reservas que serían suficientes para aguantar tres meses de consumo. Y, salvo que el bloqueo del canal dure tanto tiempo, no deberían producirse sobresaltos en el suministro.

Aunque así fuera, los barcos ya están empezando a planear tomar la ruta alternativa a Suez, que no es otra que rodear todo el continente africano.

Los productos llegarán entonces a Europa, pero más tarde (entre ocho y diez días más) y más caros (entre 400.000 y un millón de dólares más de costes de transporte por barco, según estimaciones de González), algo que «tendrá consecuencias negativas para la recuperación económica». De momento, el bloqueo de Suez ya se nota en las cotizaciones internacionales de crudo, que han comenzado a subir. Exactamente, un 6,5 % entre el martes 23 y este pasado viernes, pues el barril de brent ha pasado de 60,38 a 64,33 dólares, que muchos atribuyen ya al bloqueo del canal. «Aunque el petróleo venga de América, será más caro», resume el experto. En su opinión, ese encarecimiento es una mezcla del efecto Suez y también de una recuperación de los precios en los últimos meses debido a las expectativas de mejoría económica mundial.

Emilio González recuerda que, en la primavera del 2020, tras la explosión de la pandemia y el hundimiento de la demanda, el crudo alcanzó precios negativos porque las compañías tenían tanto petróleo acumulado que «estaban dispuestas a pagar para que se llevaran el producto, porque perdían menos dinero que si lo mantenían almacenado». Superado ese bache de consumo, «el precio del crudo ya estaba subiendo ante las expectativas de recuperación, y ahora viene este golpe para acelerar la subida». Y si el petróleo se encarece, lo harán también los carburantes de automoción, una tendencia todavía poco apreciable en los últimos días, y que Emilio González atribuye también a «problemas de estructuras de mercado, de falta de competencia en el sector» en España.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, reconoció que el impacto en la economía española del bloqueo de Suez dependerá de lo que tarden en abrir el canal y que, por ahora, solo está afectando a una ligera subida del precio del carburante. La principal petrolera del país, Repsol, avanzó que la incidencia en su actividad será casi nula porque sus suministros llegan mayoritariamente a través del océano Atlántico. Fuentes de Cepsa, propiedad de Mubadala Investment Company, fondo soberano del emirato de Abu Dabi, explicaron que la empresa se abastece de crudos procedentes de las cuencas atlántica y mediterránea, y que lo que viene desde el golfo utiliza otras vías de acceso para llegar al Mediterráneo.

Fuentes de la patronal petrolera, la AOP, subrayaron que no es previsible que se produzcan problemas de abastecimiento en España gracias a la diversificación de la procedencia de los suministros de crudo. ExportacionesSobre los posibles efectos del bloqueo en las exportaciones de productos españoles, Emilio González resalta que serán mínimos, pues el comercio con Asia representa solo el 3 % del total internacional.

«El bloqueo del canal de Panamá no hubiera sido tan malo»

¿Y si el bloqueo se hubiera producido en el canal de Panamá en lugar de en el de Suez? «No hubiera sido tan malo para España», resuelve Emilio González, quien explica por qué. Porque por esa vía marítima transitan productos procedentes de Chile, de Perú, de Ecuador, de Bolivia y de Colombia, de donde no se importa mucho. Además, el marisco que produce Mercadona en los viveros de Ecuador llega por avión, pone como ejemplo.

Un bloqueo como el provocado por el Ever Given en el canal latinoamericano, además, podría resolverse con mayor facilidad. Y es que, aclara el experto en Economía, el istmo de Panamá es muy estrecho, de 50 kilómetros, y siempre se pueden habilitar soluciones paralelas circunvalando por tierra el canal, porque es más corto. Y Colombia tiene salida al Atlántico. «Es más vital Suez que el canal de Panamá», zanja.

González reconoce que el problema con el paso de Egipto se puede agravar para España si, como es previsible, tarda semanas en desbloquearse. Para ello, se está estudiando vaciar los depósitos de combustible del Ever Given para aligerar el peso y descargar parte de los contenedores para desembarrancarlo. Pero «en Suez no tienen maquinaria para poder hacerlo y hay que esperar a que llegue, y para realizar esas operaciones hay que tener dragas y en Suez nunca previeron que esto podía pasar, y hay que aguardar a que lleguen desde Holanda».

Emilio González subraya también un problema de seguridad para los barcos que opten por rodear el continente, pues en la costa oriental de África hay bastante actividad de piratería marítima. Eso obligará a las compañías de transporte a incrementar los gastos en seguridad para protegerse de los piratas para cruzar aguas muy peligrosas. Otro factor añadido que encarecerá el transporte marítimo es la escasez de contenedores desde hace meses, y ya están subiendo las tarifas. Por Suez pasa el 12 % del comercio mundial de mercancías y el 10 % del petróleo hacia Europa.

Fuente: La Voz de Galicia.