NOTICIAS


01/03/2021

El petróleo sube el 18% en febrero y rebota el 76% desde noviembre


La subida podría llevar a la OPEP a elevar la producción en su cita del próximo jueves




El engranaje de la recuperación económica ha echado a andar en febrero. La mayor confianza en el crecimiento de la economía tras la pandemia, pese a las numerosas incertidumbres y los retrasos en la vacunación, ha impulsado con fuerza el precio del petróleo un 18,3% en el mes. Y su ascenso ha impulsado las expectativas de inflación y acelerado con ello el alza de las rentabilidades de la deuda soberana a más largo plazo.

El barril de petróleo brent finaliza el mes en los 66 dólares, recuperando niveles de enero de 2020. Suma cuatro meses consecutivos de ascensos, coincidiendo con el hallazgo de la vacuna frente al coronavirus, en los que remonta el 76,4% y se anota un estreno de año récord, al apuntarse una subida del 27,6% en 2021. El alza del petróleo ha colocado al sector de las materias primas al frente de las subidas bursátiles en febrero, compartiendo el podio de la revalorización sectorial en Europa con la banca y el turismo. En lo que va de año, el sectorial europeo de materias primas avanza el 15%, de la mano no solo de petroleras sino de mineras como Antofagasta o Rio Tinto, también muy beneficiadas por la previsión de recuperación económica.

La apreciación del petróleo llega en la antesala de la reunión que mantendrá la OPEP más Rusia el jueves 4 de marzo, en la que deberán decidir si tras el reciente impulso, llega el momento de impulsar la producción a partir de abril. Una vez más, el encuentro arrancará con la diferencia de posturas entre Arabia Saudí, partidaria de mantener los niveles actuales de producción, y Rusia, que se inclinaría por elevarla.

A favor de la subida del oro negro no ha jugado solo la esperanza de recuperación económica sino la ola de frío registrada en Texas, que restringió la producción, y también unas temperaturas inusualmente bajas en Asia en el mes de enero, que impulsaron la demanda de petróleo y gas. Además, el dólar, la divisa en la que se paga esta materia prima, se ha mantenido firme en el arranque del año. En definitiva, un cúmulo de factores a favor del alza de precios que ha preparado el terreno para un aumento de la producción en el segundo trimestre, según prevé Bank of America.

La OPEP ya alcanzó un acuerdo en abril de 2020 para recortar producción en casi 10 millones de barriles diarios, ante la parálisis de la actividad y ahora, según Bank of America, podría pactar un alza de producción en más de 1,3 barriles diarios. El precio del brent ya se desinfló este viernes más del 1%, en anticipio de un posible aumento de la producción.

El alza del crudo se ha visto también reforzada por la mejora de estimaciones de JP Morgan, que ahora prevé un brent por encima de los 72 dólares en 2022, y de Goldman Sachs, que estima alcance en verano los 75 dólares, desde los 65 de la previsión anterior.

En Julius Baer también calculan que pueda colocarse sobre los 70 dólares en verano, aunque solo de forma temporal. Y se muestran escépticos sobre la continuidad del rally, muy atentos a la incertidumbre que impone la geopolítica sobre el precio de esta materia prima.

Fuente: CincoDías.

Por N. Salobral.