NOTICIAS


24/02/2021

Los efectos de los estímulos fiscales y la poderosa recuperación de China


El petróleo podría alcanzar de forma temporal los 100 dólares en el medio plazo, la recuperación económica y unos estímulos sin precedentes apoyarán la demanda, y Bank of America Merryll Lynch elevada su previsión media para 2021 en 10 dólares




El mercado de petróleo ha vivido un vuelco histórico en pocos meses que queda reflejado en los precios del crudo. Tras caer a mínimos de décadas (los futuros del West Texas se llegaron a vender incluso a precios negativos), el petróleo disfruta ahora de un rally alcista que ha desbaratado las previsiones de analistas e instituciones.

El barril Brent, de referencia en Europa, cotiza ahora cerca de los 65 dólares y se espera que su precio siga al alza ante el déficit al que se enfrenta el mercado (se está produciendo menos petróleo del que se consume). Además, en el medio plazo el barril podría recuperar los 100 dólares de forma temporal, niveles que no toca desde 2014, según Bank of America Merryll Lynch (BofAML).

El petróleo rompe previsiones.

Las cosas han cambiado mucho y rápido. En junio del año pasado, los analistas de Bank of America Merryll Lynch preveían que el precio del petróleo promediaría unos 50 dólares en 2020. La situación era compleja por aquel entonces. El crudo no lograba alcanzar los 40 dólares el barril y la capacidad de almacenamiento de petróleo estaba rozando sus límites.

Pese a los recortes históricos de producción de la OPEP y el descenso del bombeo en otros países, se extraía más petróleo del que se consumía, algo lógico en un mundo lleno de restricciones y recién salido de un confinamiento estricto (casi cero movilidad). Hoy, tras la irrupción de las vacunas y un apoyo fiscal y monetario sin precedentes, la situación es un tanto diferente.

En una nueva nota de previsiones, los analistas de BofAML rectifican y elevan el precio en sus previsiones para este año y, además, anuncian que el crudo podría tocar los 100 dólares por barril en algún momento comprendido entre 2021 y 2026. Aunque hay riesgos a la baja para el petróleo, los factores que dominan el mercado ahora mismo pueden ser un acicate para que el precio del 'oro negro' siga ascendiendo.

El mayor riesgo a la baja a corto plazo para los precios del petróleo puede provenir de un nuevo acuerdo nuclear con Irán, lo que podría devolver al mercado 2 millones de barriles por día en poco tiempo. Sin embargo, tres factores principales deberían continuar respaldando la recuperación del precio de la energía.

-Una mejora en los fundamentales de la oferta-demanda en el petróleo a medida que la recuperación económica toma cuerpo y la movilidad empieza a coger tracción. La situación irá mejorando en línea con el ritmo de vacunación en los países desarrollados.

-Un estímulo fiscal y monetario global sin precedentes que podría llevar a los consumidores a poner el foco en aquellos servicios de los que no han podido disfrutar durante este tiempo. Si el turismo y los viajes empiezan a volver a su ser (o al menos a ser una parte de lo que fueron), el consumo de energía empezará a acercarse a niveles previos al covid-19.

-Una posición económica más sólida en China, que a su vez es el mayor importador de petróleo del mundo. La recuperación económica del 'gigante asiático' está siendo más vigorosa de lo que se esperaba. La demanda de materias primas depende cada vez más de los países emergentes, que a su vez podrían disfrutar de una recuperación económica más potente, sobre todo los que se encuentran en Asia.

El petróleo podría llegar a los 100 dólares.

"¿Qué significa para el petróleo a medio plazo? A pesar de las turbulencias, proyectamos que el Brent se moverá en precios medios que oscilarán entre los 50 y los 70 dólares hasta el año 2026, y creemos que los precios podrían subir hasta los100 dólares el barril durante este período", destaca la nota del banco estadounidense.

Estos expertos aseguran que el precio medio del petróleo en 2021 será de unos 60 dólares, llegando a picos puntuales de 70 dólares por barril en la primera mitad del año. No solo influye la recuperación económica, también habrá que ver cómo responde la OPEP y sus aliados al alza del petróleo. Si el cártel incrementa su producción más de lo previsto, el precio del crudo puede sufrir. Desde BofAML también advierten de que una retirada de las sanciones sobre Irán puede sumar al mercado global dos millones de barriles más por día, otro riesgo a la baja para el precio del crudo.

Pese a todo, parece que pesan más los factores que pueden impulsar el precio del petróleo (y la inflación) que los riesgos a la baja. "Ahora hemos decidido elevar nuestra previsión media del precio del petróleo crudo Brent a los 60 dólares en 2021, respecto a los 50 dólares anteriores. También creemos que los precios podrían subir temporalmente hasta los 70 dólares en el segundo trimestre del año".

"Este gran cambio en nuestras expectativas se debe a que la OPEP + ha extendido su acuerdo de recortes de suministro y se han eliminado 180 millones de barriles de los inventario. Por otra parte, la gran helada de Texas de la semana pasada debería reducir los inventarios mundiales en otros 50 millones de barriles, lo que respaldaría aún más los precios", explican estos analistas.

Desde JP Morgan calculan que en febrero se está produciendo un déficit de 2,3 millones de barriles de crudo por día. De medía se van a producir 92,6 millones de barriles cada día (mbd), mientras que la demanda está siendo de 94,5 mbd, todavía muy lejos de los 100 mbd que se llegaron a alcanzar en algunos meses previos al covid-19.

Por Vicente Nieves.

Fuente: El Economista.