NOTICIAS


16/02/2021

El petróleo, imparable: el Brent alcanza máximos de 2019 y el Texas los $60


El avance de los planes de vacunación en todo el mundo hacen pensar en un fuerte repunte de la demanda cuando se reactive la economía y se suavicen las restricciones




El precio del petróleo ha cogido impulso y continúa imparable su ascenso hasta niveles que no veía en más de un año. El Brent de referencia en Europa, que el pasado viernes se disparó más de un 2%, comenzaba la sesión en Londres con fuertes subidas del 1,6% que le llevaban a alcanzar máximos desde 2019 en los 63 dólares por barril, mientras que el Texas estadounidense superaba la barrera psicológica de los 60 dólares por barril.

Y es que el avance de los planes de vacunación en todo el mundo hacen pensar en un fuerte repunte de la demanda cuando se reactive la economía y se suavicen las restricciones. Prueba de ello es la entrada en situación de 'backwardation' del mercado del crudo, esto es, que el precio 'spot' es más elevado que el precio a futuro, algo que ocurre, generalmente, cuando se produce un déficit de oferta y es una señal que apoya un posible 'rally'.

Eso al tiempo que se van reduciendo los inventarios mientras aumenta la demanda de países como India y China. Tanto es así que el número de petroleros que van camino del gigante asiático alcanzó hace una semana su nivel más alto en seis meses. En este sentido, el CEO de Royal Dutch Shell, Ben van Beurden, aseguró que las ventas de combustible al país han vuelto a un "importante modo subida", al tiempo que la demanda de India se ha recuperado hasta niveles de hace un año.

A esto hay que sumar un aumento de las tensiones en Oriente Medio donde la coalición árabe liderada por Riad interceptó este domingo dos drones lanzados por los rebeldes chiíes del Yemen, que reivindicaron este nuevo ataque contra el sur de Arabia Saudí, el tercero en una semana contra el reino mientras se negocia en paralelo un posible alto el fuego.

Esto ha puesto nervioso al mercado ante la posibilidad de que ocurra un atentado contra instalaciones petroleras como el de septiembre de 2019, que dejó fuera de juego dos refinerías de la estatal Aramco cortando la mitad de la producción de crudo y disparando los precios hasta un 20%.

Fuente: Cotizalia.