NOTICIAS


19/01/2021

Las nuevas vacunas Covid podrían empujar al petróleo a subir por encima de $60


Una rápida recuperación de la movilidad global crearía un déficit de petróleo en 2021 a la vez que hay inmunidad colectiva en las principales economías




Los precios del Brent se están acercando al objetivo del 2T21 de 60 dólares/bbl antes de las expectativas debido a los recortes de la OPEP+, las vacunas y la liquidez, según un análisis de Francisco Blanch de Bank of America.

"Con el riesgo de nuevos bloqueos y la demanda de crudo de refinería que se renovará estacionalmente, vemos un potencial alcista limitado para el petróleo a corto plazo". E incluso si el petróleo está "por delante de la curva" en este momento, los precios podrían sobrepasar sus proyecciones de cara al verano.

La curva del crudo Brent ha cambiado firmemente hacia un retroceso. Las expectativas de grandes caídas en el inventario de petróleo en los próximos meses han aumentado debido a una extensión de los recortes de la OPEP+ al 1T21 y la distribución de varias vacunas Covid-19.

"A RAYA NUEVAS INVERSIONES"

La otra cara de la moneda de los mercados del petróleo crudo es que, si bien los precios al contado del petróleo se han recuperado, los precios del Brent y el WTI a largo plazo ahora son más bajos que en junio del año pasado, lo que mantiene a raya las nuevas inversiones.

Además, aunque las nuevas cepas de virus en el Reino Unido y otros lugares han provocado más bloqueos, es probable que la sustitución de combustible también apoye la demanda de petróleo.

Un ejemplo son los cargamentos de GNL al contado de Asia que se negociaron recientemente a 195 dólares debido a la sólida demanda de invierno. Debido a esto, el petróleo se cotiza con un descuento récord frente al GNL y el cambio de gas a petróleo podría superar 1 millón de b/d durante los próximos meses.

Además, factores financieros como el debilitamiento del DXY de 94 a 90 desde principios de noviembre han influido en el aumento del petróleo.

SUBIDA DE MATERIAS PRIMAS

El exceso de liquidez también se ha abierto paso visiblemente hacia activos de riesgo como las acciones, lo que ha creado otro viento de cola para el petróleo. Si bien algunos segmentos de la economía orientados a los servicios, como el sector hotelero, siguen en recesión, muchos sectores que producen bienes industriales o de consumo están en auge.

Desde el maíz hasta el mineral de hierro, pasando por el carbón térmico y el cobre, una combinación de restricciones de oferta, alta liquidez y una demanda sólida ha llevado una variedad de productos básicos a los niveles de precios más altos en casi una década.

En este contexto, "quizás no sea sorprendente que los precios del Brent se hayan acercado a nuestro objetivo de 60 dólares/bbl a mediados de 2021 mucho antes de lo previsto. Aún así, la capacidad mundial de producción de petróleo de repuesto está cerca de niveles récord con más de 8 millones de barriles de capacidad de la OPEP+ fuera de línea".

Con un claro riesgo de nuevos bloqueos en el futuro debido a las nuevas cepas del virus y la demanda de crudo de refinería que disminuirá estacionalmente, "vemos un alza limitada en los precios del crudo en el muy corto plazo".

Aún así, una rápida recuperación de la movilidad global podría crear un déficit de petróleo sustancial en 2021 a medida que la inmunidad colectiva se afianza en las principales economías.

Muchas de las restricciones de viaje de Covid-19 podrían levantarse en el segundo semestre de 2021. El rápido aumento de la curva de renta fija en los EEUU después de la barrida demócrata en la segunda vuelta de las elecciones en Georgia también apunta a una aceleración del crecimiento económico de EEUU en el futuro.

Ahora que los demócratas controlan el Congreso y la Casa Blanca, otro gran estímulo fiscal estadounidense en la primavera podría impulsar la economía estadounidense y los precios de las materias primas en el 2S21.

"Es cierto que una mayor movilidad, "más estímulo fiscal y una relajación monetaria continua podrían combinarse para impulsar al petróleo por encima del objetivo de 60 dólares/bbl a mediados de 2021 que presentamos en junio de 2020. Entonces, incluso si el petróleo está por delante de la curva en este momento, reconocemos que los precios podrían superar fácilmente nuestras proyecciones de cara al verano".

Fuente: El Español.