NOTICIAS


19/11/2020

Repsol emerge a niveles de principios julio


La compañía que dirige Josu Son Imaz ejemplifica como ninguna el rebote con mayúsculas que viven los valores más penalizados en el mercado desde que comenzara la pandemia, con avances sustanciales a doble dígito en la última semana, Repsol se mueve entre el ser o no ser de las renovables y su propia reconversión que conoceremos el próximo día 26 con su nuevo plan estratégico.




Repsol disfruta de un momento dulce en el mercado, al igual que lo están haciendo, en mayor o menor medida, el grueso de las compañías más castigadas en este año bursátil a cuenta del coronavirus. El antes y el después que ha marcado la efectividad del 90% de la vacuna de Pzifer y más si cabe la de Moderna rozando el 95% es la primera noticia de gran positividad que ha sobre leído el mercado a decir de los expertos. Sobrereacción que se ha centrado en esa rotación hacia los valores más cíclicos y que como Repsol, se habían visto masacrados por el COVID-19. El resultado para la compañía es de un avance superior al 35% en el último mes completo y que se visualiza en ganancias del 42% desde que comenzara noviembre, lo que nos retrotrae a niveles no cotizados por el valor desde el pasado mes de julio, superando con creces la cota de los 7 euros por acción. Así desde que comenzara el ejercicio el valor minimiza las fortísimas pérdidas, que sin embargo lo siguen siendo y que rozan el 40%.


Pero esto no parece ser flor de un día. De hecho los expertos del mercado ya ven un panorama más favorable a medio plazo para Repsol. Tanto es así que su potencial alcista supera el 32% para los próximos 12 meses, con 20 recomendaciones de compra y solo dos de venta para el valor. Kepler eleva su precio objetivo hasta los 9,5 euros desde los 8 euros anteriores por acción con potencial del 24%. Sin embargo desde Credit Suisse infraponderan el valor al entender que el rebote ha recogido todo su potencial. Y pone en duda la demanda en su refino hasta 2023 al entender que se enfrentará a mayores desafíos en su transición energética.


Ahora todo se centra en los contenidos de su nuevo plan estratégico hasta 2025 que contendrá las perspectivas para superar la pandemia y una de las grandes incógnitas para el accionista ante el mejor dividendo del mercado: su rebaja que Barclays anticipa que será del 45%, porque Repsol no podrá mantener su cuantía, aunque la compañía solo avanza que la retribución al inversor seguirá siendo atractiva. La analista fundamental de Estrategias de Inversión María Mira nos indica que “en una valoración por ratios y bajo previsión de BPA de 0,57€/acción para el cierre de 2020 y revisado tras la presentación de cuentas semestrales, Repsol tiene margen entre valor y precio. El mercado descuenta un PER de 9,95v, con recorrido al alza frente a la media del selectivo Ibex 35”.


Además, señala la experta que “mantiene un descuento también por múltiplo EV/EBITDA y el mercado paga únicamente 0,36 veces su valor en libros. Rentabilidad sobre dividendos (Yield) superior al 15% y balance saneado. Bajo previsión de resultados 2021 los múltiplos se moderan y recogen mayor potencial de la acción”. Para el analista de Estrategias de Inversión José Antonio González, desde el punto de vista técnico Repsol “frena su reciente impulso alcista de corto plazo a la altura de su media móvil simple de 200 periodos o de largo plazo, proyectando un máximo en los 7,968 euros por acción. De momento, el rebote alcista que se inicia en los 5,372 / 5,042 euros por acción, no se pondrá en cuestión mientras la cotización no vulnere anteriores resistencias, ahora convertidas en soportes, como son los 6,424 euros por acción”.


Según nuestros indicadores técnicos, Repsol registra una puntuación total de 4 puntos frente a los 10 posibles, revisado al alza y en modo rebote, presenta una tendencia a medio plazo alcista y volumen, en sus dos vertientes, es decir tanto a medio como a largo plazo, creciente. El resto, desfavorable, con tendencia a largo plazo bajista, momento total lento y rápido negativo y rango de amplitud a medio y también a largo plazo creciente.


Fuente: estrategiasdeinversión.com