NOTICIAS


19/10/2020

Malas pespectivas para el petróleo. ¿Seguirá la OPEP recortando producción?


Las pésimas previsiones de demanda de petróleo han dominado el mercado recientemente. La OPEP, la Administración de información Energética (EIA por sus siglas en inglés), la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) y la mayor petrolera británica, BP (LON:BP), han rebajado sus expectativas sobre cuándo volverá la demanda de petróleo a los niveles de 2019. De hecho, la Previsión Mundial de Energía, recientemente publicada por la IEA, describe un escenario en el que el mundo no alcanzará un consumo de 103 millones de barriles al día hasta 2023.




La OPEP ha rebajado recientemente su previsión de demanda de petróleo para 2021 en 80.000 barriles al día basándose en unas proyecciones de un crecimiento económico más lento. ¿Qué planean hacer la OPEP y la OPEP+ a la luz de estas deprimentes previsiones de demanda?


Aumento gradual de la producción


El actual acuerdo de la OPEP+ exige que el grupo añada otros 2 millones de barriles al día al mercado a partir del 1 de enero. Sin embargo, la semana pasada, el Wall Street Journal escribía que Arabia Saudí está considerando posponer el aumento de 2 millones de barriles al día de la producción al segundo trimestre de 2021. Esto se debe a un crecimiento de la demanda inferior al esperado. Para contribuir a la especulación, Bloomberg también ha informado de que algunos otros delegados de la OPEP+ apoyan la idea de posponer el aumento de la producción. Sin embargo, Reuters informó este martes de que el ministro de petróleo de los EAU, Suhail Mazroui, dijo en el Foro de Inteligencia Energética que los recortes de la OPEP+ se "reducirán a finales de este año según avancemos hacia 2021". Puede que Mazroui haya adoptado una postura antes de la reunión del mes que viene, o puede que haya indicado cuál es el plan actual con un potencial de cambio. Es posible que no sepamos qué hará la OPEP hasta la reunión (ahora programada para el último día de noviembre, seguida de la reunión de la OPEP+ al día siguiente).


Al mismo tiempo, el petróleo libio también está regresando al mercado tras la interrupción del suministro debido a conflictos internos políticos y militares. Ya vuelven a fluir 300.000 barriles de petróleo al día, y se espera que otros 300.000 barriles al día lleguen al mercado cuando el yacimiento Sharara, que acaba de reanudar su actividad, alcance su máxima capacidad. Libia ha estado exenta del acuerdo de producción de la OPEP+ debido a la inestabilidad política y militar que obligó al cierre de sus principales yacimientos productores de petróleo y sus puertos. Ahora que la producción libia vuelve a la normalidad, es poco probable que el país acepte reducir su producción. Cualquier decisión de la OPEP tendrá que tener en cuenta este aumento de aproximadamente 600.000 barriles al día por parte de Libia. Si la demanda sigue básicamente estancada durante el resto de 2020 y en el primer trimestre de 2021, los traders deberían preguntarse, ¿puede permitirse realmente la OPEP relajar sus reducciones de producción en 2 millones de barriles al día? Si aumenta la producción en los 2 millones de barriles al día que el actual acuerdo describe, ¿se incluirán los 600.000 barriles al día aportados por Libia como parte de esa cantidad o además de esa cantidad? Por supuesto, durante los últimos años, la pregunta más importante relativa a la OPEP+ ha sido: ¿Qué quiere hacer Rusia? Rusia ha tenido un poder equivalente casi al veto para la mayoría de las decisiones desde que se formara el grupo OPEP+.


El miércoles, el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman habló con el presidente ruso Vladimir Putin sobre el mercado del petróleo. El énfasis de ese llamamiento fue aparentemente la importancia de mantener el acuerdo de la OPEP+ para "lograr y mantener la estabilidad" en el mercado del petróleo, pero no hubo indicios en ese llamamiento sobre la futura política de producción. Ese mismo día, el Ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo que cree que hay una mejora de la demanda de petróleo y que la OPEP cree que serán "capaces de aumentar gradualmente la producción" y que el grupo seguirá adelante con sus planes previamente decididos de aumentar la producción. Los traders no deberían interpretar en las palabras de Novak que un cambio en los planes está descartado, porque todavía queda mes y medio para las reuniones ministeriales de la OPEP y la OPEP+. El aumento de los niveles de reservas y los negativos datos económicos podrían seguir presionando al grupo para posponer unos meses los aumentos de la producción, especialmente si Arabia Saudí puede argumentar que los aumentos de la producción serían perjudiciales para el mercado y los precios del petróleo. En los últimos cuatro meses, los precios del petróleo se han mantenido notablemente estables. En algún momento tienen que moverse, y la OPEP+, como todos los demás, sigue esperando. De aquí a las reuniones de la OPEP y la OPEP+, habrá otro mes y medio de datos de demanda, unas elecciones presidenciales estadounidenses muy importantes y más información sobre el coronavirus y las respuestas gubernamentales al mismo. En este momento, la OPEP+ tiene la misma poca idea del futuro rumbo del mercado petrolero que los traders.


Fuente: Investing.com